Cómo cambiar una rueda (II) – Conducción con rueda de repuesto temporal o “galleta”

Posicion para levantar la rueda

(Viene de la primera parte) Antes de quitar la rueda pinchada, un consejo para novatos. Si tenemos la tentación de dejar el neumático tumbado en el suelo, el lado exterior de la llanta *siempre hacia arriba*, o podemos estropearla y no son precisamente baratas. Los rayones quedan muy antiestéticos.

Retiremos el neumático de repuesto, es posible que sea necesario inflarlo antes dependiendo del modelo. Si es una rueda de repuesto del mismo tamaño (denominadas “de verdad”), la espalda recta, agárrala por los radios si es de aleación o bordes si es de acero y *levanta el máximo peso posible ayudándote con las piernas*, no con la espalda.

Procede a colocar la rueda. Antes de poner una sola tuerca, debes asegurarte que todos los agujeros coindicen y que el encaje del neumático en el eje sea perfecto, no querrás que se caiga la rueda en marcha, ¿verdad? Una vez encajada, coloca las tuercas y apriétalas con la llave como si te fuese la vida en ello, *pero tampoco te hagas el “Hulk” y partas una tuerca*.

Rueda de repuesto tipo galleta o temporal

Cuando hayamos terminado, es el momento de bajar el coche. Notarás que mover el gato en sentido contrario es mucho más fácil, pues el peso del coche nos ayuda. Ahora búscate la vida para colocar las herramientas en su sitio y a alojar el neumático pinchado en el maletero, no lo dejes ahí tirado. *Lo último que debes retirar son los triángulos de emergencia*.

A partir de aquí, hay dos caminos. Si la rueda de repuesto es normal, sólo debes tener precaución adicional al conducir si el desgaste del otro neumático que no has cambiado no es muy alto, en ese caso deberías reemplazar el neumático gastado también. *Recuerda que la profundidad mínima del dibujo es 1,6 mm* (lo que mide el borde dorado de la moneda de 1 euro) si no quieres una multa o un accidente. Si la otra rueda está casi nueva o con pocos kilómetros, entonces conduce como siempre.

*La conducción con la rueda de repuesto temporal o “galleta”*

Estas ruedas pequeñas requieren conducir de otra forma. El numerito ese de 80 significa que circules *como mucho* a 80 Km/h. *Piensa que ahora tu coche es dinámicamente inestable, le falta superficie de apoyo y está descompensado*. El 80 es una cifra que vale para casi todas las curvas que puedas encontrarte, aunque si te encuentras una limitación de 60 Km/h en una curva, tómala un poco más despacio, como a 50 Km/h.

Limite 80 Km/h

Si excedes esos 80 Km/h no irás al infierno ni te partirá un rayo, *pero corres un gran riesgo cuando dejes de circular en línea recta*. Cuando nuestro coche tiene sus cuatro ruedas normales pasa por curvas de autopista como si nada, pero con media rueda ausente, no pisa tan bien ni de forma tan aplomada.

*Por la cuenta que te trae, respeta las limitaciones de velocidad que te encuentres y conduce con mucha suavidad, nada de movimientos bruscos*. En los modelos equipados con ESP notarás que el sistema interviene, aunque sea muy poco, en curvas más inocentes que un niño de 2 meses. Es totalmente normal, los sensores se confunden, pero te recomiendo que no lo desactives a menos que la circulación sea muy difícil o imposible.

Si la galleta va en el eje delantero, el coche tenderá a ser más subvirador (el morro tiende a irse en línea recta), sobre todo cuando la galleta está en el lado exterior de la curva. Si está en el eje trasero, el coche será más sobrevirador (el morro tiende a ser adelantado por el maletero) e inestable. Fíjate en el gráfico inferior, a la izquierda, subviraje, a la derecha, sobreviraje. Las líneas verdes muestran la trayectoria que seguiría el coche normalmente.

Subviraje y sobreviraje

Si has tenido la _mala pata_ de cambiar el neumático un día lluvioso, maximiza tus precauciones. Suavidad, velocidad adecuada a las circunstancias y *manten la distancia de seguridad con vehículos precedentes*. Tu coche ahora no frena igual de bien, que no se te olvide ni un sólo instante.

Con la rueda de repuesto pequeña puedes realizar unos 3.000 kilómetros y lo dicho, respeta esos 80 Km/h en la medida de lo posible. A más velocidad corres un riesgo innecesario, y de exceder los límites legales creo que no hace falta decir eso de que quien juega con ácido sulfúrico se quema.

Puede que algún que otro conductor exacerbado nos moleste por nuestra _baja velocidad_. Si es así, enciende los intermitentes de emergencia y circula lo más a la derecha posible para facilitar que te puedan adelantar, ¡pero no hay que circular por el arcén! Si vamos en autopista, nos adelantarán los camiones, los autobuses, las caravanas… échale paciencia y no tengas la tentación de ir más rápido por presión de los demás.

Imágenes | “Higiene postural”:http://www.gencat.cat, “Señal japonesa de 80 Km/h”:http://commons.wikimedia.org/wiki/Image:Japanese_Road_sign_(Maximum_Speed_Limit_80kph).svg, “Subviraje”:http://commons.wikimedia.org/wiki/Image:Understeer.svg, “Sobreviraje”:http://commons.wikimedia.org/wiki/Image:Oversteer.svg (Wikimedia Commons)

5 comentarios

jracing

Creo que falta mencionar lo de acabar de apretar las tuercas una vez el coche está completamente bajado en el suelo (sin gato).

Es decir:

1.- Mientras está con la rueda al aire, se aprietan las tuercas a mano o a llave lo máximo posible.

2.- Una vez el coche bajado al suelo, acabar de apretar las tuercas a fondo con la llave.

No sé si no se menciona porque hoy en dia se ha encontrado poco bueno el apretar las tuercas con el coche bajado, pero en caso de no poder bloquear las ruedas, es la solución más fácil.

Saludos Javier!

Enlace permanente al comentario
Josep Camós

Llegué aquel día al parking y me encontré con una rueda pinchada.

– Mierda – pensé, y tras esa cavilación tan bien elaborada procedí a buscar los elementos necesarios para el cambio. ¿Por qué las cosas están tan escondidas en el coche?

Extraje la rueda de recambio, coloqué el gato, saqué el tapacubos, puse la llave en su sitio y comencé a presionar con el pie. Un tornillo, dos tornillos, tres tornillos, cuatro torni… Joder. ¿Cuatro tornil…? Collons! ¿Cuatro?

Nada, no había manera de aflojar aquel tornillo.

– ¡Ummpfff!

Que no, que no había huevos de aflojarlo.

– A ver si subiéndome un poco encima de la llave…

Me subí.

– ¡Aummpfff!

¡Crack!

Hala, a tomar por culo la llave. Se rajó la parte del vaso. Era la llave que traía el coche de serie, así que me quedé compuesto y sin cambio de rueda. Reaccioné:

– Oiga, ¿es mi seguro? Sí, mire, que la cosa es de vergüenza, pero es que me he quedado tirao porque se me ha roto la llave al intentar sacar una rueda pinchada…

– No se preocupe. Ahora le mandamos una grúa.

Al llegar el hombre de la grúa, me explicó que la cosa es algo frecuente por culpa de los mecánicos garrulos que al colocar las ruedas después de un cambio de pastillas, etcétera, te enchufan la llave neumática sin tener en cuenta el par de apriete que le dan. Y luego es imposible soltar el tornillo sin cargarse o la cabeza o la llave, como fue mi caso.

Pues vale. No volví a llevar el coche a aquel taller. Me quedé con la llave rota y un montón de tiempo perdido. Me compré una llave de cruceta y mantuve el coche durante algún tiempo más, que tampoco era cuestión de tirarlo a la basura por eso.

Enlace permanente al comentario
mario145

si es que toda la culpa la tienen los mecanicos. Las llaves que incluyen en el coche para emergencias son perfectas, y tu, se ve que entiendes del tema, asique descartamos que el operario en cuestion fuese el garrulo y no sepa ni aflojar BIEN un misero tornillo, ni que los fabricantes pongas herramientas de los chinos para abaratar costes.

No, eso no, la culpa es del mecanico.

MODO IRONICO OFF

Enlace permanente al comentario
Josep Camós

Lo que cuento es lo que me explicó el tipo de la asistencia en carretera. Yo ni entro ni salgo, así que lo de “tu, se ve que entiendes del tema” (sic) está de más.

Enlace permanente al comentario
Rodrigo

Muy buen artículo, hoy me ha tocado a mí circular con la rueda de 80 unos 35 km de autovía. Mucha razón en que hay que ir a tu ritmo y no dejarse llevar por la presión de los demás conductores.

Enlace permanente al comentario

Deja un comentario