Coches en ciudad más silenciosos gracias al sistema Stop&Start

Citroen C2 Stop&Start

Antes de seguir, habría que aclarar qué es el *Stop&Start*. Se trata de un dispositivo que cuando el coche está parado y se suelta el pedal de embrague en punto muerto se para el motor, entendiendo que vamos a estar detenidos cierto tiempo. Al pisar el embrague y meter primera, vuelve a arrancar.

Este sistema se puede considerar como *microhibridación*, es decir, aprovechar energía eléctrica recuperada durante el frenado para arrancar el motor de nuevo. A diferencia de un coche normal, en una parada inferior a 60 segundos si paramos y arrancamos el motor el gasto energético es negativo, no compensa.

Los fabricantes están incluyendo este sistema como parte de su ofensiva por reducir los consumos y las emisiones, de cara a la legislación europea, que pide una reducción media de las emisiones, y haciendo modelos muy eficientes dicha media baja. *Además incluye otros beneficios*.

Citroen C2 Stop&Start

Si hay algo que perciben los conductores de coches híbridos es que en los semáforos a veces les miran raro. No entienden cómo ese coche tiene el motor parado (todos los híbridos apagan el motor en las detenciones, en determinadas condiciones) y el conductor no hace por arrancarlo. “Se le habrá calado”, piensan.

A medida que se vaya popularizando este sistema, según llegue una hilera de coches ante un semáforo o un paso de cebra, el sonido de los motores empezará a cesar. Ya sea por la luz verde, la mano del agente o que se despeje el paso de cebra, volverán a arrancar. *Pero, mientras tanto, ni han sonado ni contaminado*.

El ralentí era necesario cuando los coches paraban, para evitar que el motor se calase, pero cada vez tiene menos sentido con la técnica moderna. A medio y largo plazo será anecdótico oír el ronroneo de un motor mientras el coche no se mueve, y las ciudades ganarán en calidad de vida.

Land Rover Freelander Stop&Start

Sería realmente clarificador cuánto baja la contaminación acústica sólo por eliminar el ralentí de todos los coches en una ciudad. Mientras tanto, será una transición lenta, poco percibida, hasta un día que nos demos cuenta que cuando el semáforo se pone en rojo se produce un breve silencio.

_A bote pronto_ se me ocurren estos modelos: Ford Focus ECOnetic, SEAT León Ecomotive, Citroën C2 Stop&Start, Toyota Auris 1.33, BMW Serie 1, Toyota Prius, Honda Insight, Land Rover Freelander 2.2… *que no hacen ruido en los semáforos* (a menos que tengan poca batería o enchufen el A/C).

Este sistema sirve de transición entre los coches convencionales y los híbridos, mucho más silenciosos en ciudad. Después de ellos vendrán los eléctricos, y entonces bajará mucho más la sonoridad. Llegaremos incluso a un punto en que habrá que producir artificialmente un pequeño ruido para que los viandantes se den cuenta de que hay coches cerca.

*Bienvenidos a la revolución del silencio*.

  • Hombre, los motores de gasolina a ralentí apenas hacen ruido, y los diesel cada vez menos, no creo que por apagarlos en los semáforos se vaya a notar tanto el cambio. Además, simpre que se cierra un semáforo, se abre otro cercano en un cruce, y se oiran los coches andando.

  • David, Como que las cafeteras diesel no hacen ruido… esta claro que los autobuses aun hacen más…
    Realmente el ruido molesto es al acelerar y en ese los diesel se llevan la palma… estoy ahora en un pais donde todos los coches son de gasolina (2.0 y superiores) el tranporte publico inexistente y el silencio se nota (exceto por los claxones)

    Por cierto tengo un Prius y me niego a que haga ruido artificilamente, no os preocupeis que se generan sustos pero nunca situaciones de riesgo (excepto con mi suegra:-)