Circular sin seguro será cada vez más difícil

Circular sin seguro no es seguro

¿Le quitarías el seguro? El tampoco lo haría.

Es curioso ver cómo los conductores sin el seguro obligatorio en regla son comunes, aunque la tendencia baja con el tiempo. Con el sentido común a mano, circular sin seguro es una temeridad, porque por mucho que no estemos ahorrando es importe anual, estamos poniendo los huevos en una cesta bastante frágil: si nos sorprenden sin los papeles en regla, estaremos ante una sanción importante, y si tenemos un siniestro, tendremos un serio problema, seamos o no culpables del mismo.

La crisis podría ser la culpable de que existan muchos vehículos rodando sin seguro, pero esta es una batalla que lleva mucho más tiempo en primea línea. Es decir, no es algo que haya surgido en tiempos de necesidad, sino que “siempre” ha estado ahí. El problema viene cuando hay un siniestro, pues si el culpable (ya hemos dicho, el que no tenga seguro) no puede hacer frente a los gastos, entra el Consorcio de Compensación de Seguros. Pero al final, el que no tiene seguro debe pagar, a uno o a otro. ¿Compensa?

Lo anterior era una pregunta retórica, pero ya contesto que, evidentemente, no compensa. El caso es que para comprobar si un vehículo tiene o no el seguro al día, la Policía y la Guardia Civil tienen herramientas que hacen de ese trámite algo bastante automático. Con cámaras especiales dentro de los coches, los agentes pueden comprobar el estado de los papeles y, llegado el caso, comprobar que el seguro no es vigente y detener el vehículo siempre que sea posible para verificar esos datos. No obstante, el sistema es bastante seguro y no es totalmente necesario llevar la póliza y el recibo para comprobar este punto.

Ahora, además, la DGT ha optado por impulsar la detección de estas infracciones instalando cámaras similares a las portátiles instalándolas en los paneles de la carretera. Esto hará más fácil detectar a más coches, puesto que no tiene que darse la circunstancia de que los agentes estén personalmente en el lugar por dónde pasa un vehículo no asegurado. Puede parecer que yo me frote las manos con este asunto, pero la verdad es que veo muy básico que se extienda la conciencia de que hay que circular cubiertos, y si no se puede concienciar, habrá que sancionar…

El otro día nos contaba Josep cómo la DGT quiere poner énfasis en renovar el parque automovilístico español, que es de los más viejos de Europa, y entre las medidas estaban la detección automática de “ITV no pasada”. Una vez detectado ese hecho se informaría al conductor y, de prosperar la iniciativa, podría llegar a inmovilizarse el vehículo. Esto es algo que sí sucede ya cuando se detecta que falta el seguro y se consigue parar al vehículo, o bien cuando se notifica por correo la infracción y los pasos a seguir.

Lo que a mi me escama es que si cruzásemos los datos de vehículos sin seguro, y vehículos que no pasan la ITV, pero circulan igualmente, nos encontraríamos con bastantes registros duplicados. Esto es solo una intuición propia y que no representa a mis compañeros ni a los patrocinadores, llamadme si queréis ser mal pensado, pero si uno circula sin seguro, ¿cómo va a pasar la ITV?

Vía | El País
Foto | Amio Cajander

  • pablo

    Precioso cañón Vickers 381/45

  • Escargot

    Por lo tanto, si mi aseguradora me cobra a principios de Septiembre y los del banco no me mandan el recibo hasta finales de Octubre, como hicieron el año pasado, a mí no me caería ningún tipo de sanción, ¿no?

    Es que tienen unos cojonazos…