Qué dice la normativa sobre conducir por el carril de la izquierdo

Conducir carril derecha

Estas semanas se ha vuelto a sacar a la luz la cuestión sobre la utilización del carril izquierdo de forma incorrecta y sus posibles infracciones. Al parecer la DGT podría endurecer la vigilancia en este sentido para sancionar a los conductores que habitualmente se apuntan a esta mala práctica. Sea como fuere, la normativa sigue siendo la misma y ante las dudas generadas pasamos a revisarla y a aclarar las posibles sanciones.

El Síndrome del Carril Izquierdo

Ya en 2014 la DGT lanzaba una campaña que advertía de esta práctica habitual de los conductores, y que fue bautizada como Síndrome del Carril Izquierdo. Según la institución, el 60% de los conductores hacen mal uso del carril izquierdo en las vías rápidas de doble carril. Esta mala conducta se hace extensible, igualmente, a aquellos que usan los centrales en las vías con más de dos carriles.

Esta aparentemente irracional costumbre o injustificada manía puede responder a muchos motivos, y las razones esgrimidas por los infractores pueden ser muy diversas. Están los que lo hacen por comodidad,  porque creen que el carril derecho tiene más tráfico y tardarán más en llegar a su destino. Otros se quejan del mal estado en el que se suele encontrar el carril derecho en algunas autopistas, con baches, grietas e imperfecciones, debido al tráfico de vehículos pesados.

También están los que se pasan de precavidos a la hora de coger una salida en vías con tres carriles o más. En este caso, muchos circulan por el carril central para tener las distintas salidas “más a mano”, conduciendo además a una velocidad inusualmente baja para no perderse las indicaciones.

Qué dice la Ley sobre conducir por el carril de la izquierda

Podemos encontrar referencias de este asunto en dos normativas distintas, y en ambas de forma muy clara y concisa. Por un lado, la Ley de Seguridad Vial en su artículo 16 nos habla de los distintos casos en los que nos podemos encontrar dependiendo del tipo de vía, y en concreto en el apartado c) dedicado a las vías fuera de poblado, nos dice que “en las calzadas con más de un carril reservado para su sentido de marcha, debe circular normalmente por el situado más a su derecha, si bien podrá utilizar el resto de los de dicho sentido cuando las circunstancias del tráfico o de la vía lo aconsejen, a condición de que no entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga”.

Por otro lado, el Reglamento General de Circulación se expresa de forma similar en su artículo 31, donde dice que el conductor de un automóvil “fuera de poblado, en las calzadas con más de un carril reservado para su sentido de marcha, circulará normalmente por el situado más a su derecha, si bien podrá utilizar el resto de los de dicho sentido cuando las circunstancias del tráfico o de la vía lo aconsejen, a condición de que no entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga”.

Como vemos, ambas normativas marcan como norma general que debemos circular por el carril derecho como primera opción, si bien contemplan la posibilidad de usar los carriles más a la izquierda en determinadas ocasiones, cuando “las circunstancias del tráfico o de la vía lo aconsejen” (si efectivamente debemos adelantar a un vehículo más lento o si nos encontramos con problemas en el carril derecho).

Cuándo podemos usar el carril izquierdo

Sin embargo, ambas normas también añaden la coletilla “a condición de que no entorpezca la marcha de otro vehículo que le siga”. Esto se podría interpretar como obstaculizar el paso de un vehículo que circula a mayor velocidad justo detrás de nosotros, pero con la ley completa en la mano deben contemplarse otras posibilidades: otros vehículos que puedan circular kilómetros por detrás de nosotros y que puedan alcanzarnos en un momento dado, o incluso en carriles diferentes al nuestro.

Por ejemplo, si en una vía de tres o más carriles circulamos por el central y un vehículo que circula por el de la derecha desea adelantarnos, deberá cambiar dos veces de carril para hacerlo por la izquierda (tal como marca la ley) y volver a cambiar otras dos veces de carril para situarse de nuevo en el más a la derecha.

Entonces, ¿nos pueden multar por conducir por el carril izquierdo?

Con la ley en la mano, podemos decir que lo que está sancionado no es el uso del carril izquierdo, sino el mal uso del mismo. De este modo, para poder ser sancionado, se deberá demostrar que se estaba circulando por un carril distinto al derecho de forma continuada  y sin estar motivado por alguna de las circunstancias arriba mencionadas (de tráfico o condiciones de la vía).

Hasta ahora, las acciones de la Guardia Civil se limitaban a instar a los conductores a volver al carril derecho. Para empezar a sancionar esta acción, tendría que haber un seguimiento más prolongado del vehículo en cuestión, quizás a través de los Pegasus de la DGT. Por radar, en cambio, podría ser muy complicado determinar la reiteración de este comportamiento.

En cualquier caso, conducir por el carril de la izquierda sin justificación constituye una infracción grave según la Ley de Tráfico, y podría ser sancionado con 200 euros de multa. Pero en ningún caso supondría la pérdida de puntos tal y como se está afirmando en algunos bulos difundidos por internet.


Imágenes | Flickr/Bizilagun | Flickr/AiresAlmeida | Flickr/OHL | DGT

En Circula Seguro |¿Me pueden sancionar si circulo por el carril izquierdo de una autopista o autovía? | La mala costumbre de circular por el carril central en las autopistas |  El carril derecho tiene menos tráfico que el central