Celebremos el Día Mundial de la Bicicleta de forma segura (pese a su origen)

Uno de los medios de transporte más baratos, rápidos, ecológicos y divertidos es la bicicleta. Utilizada por algunos para ir al trabajo y por otros para su tiempo de ocio, no deja de ser un vehículo que otorga mucha libertad a quien la conduce. Sin embargo, todo usuario de la bicicleta es vulnerable en caso de que sufra un accidente o atropello.

Hoy, 19 de abril, en el que la bicicleta tiene su efeméride. ¿Te has parado a pensar el motivo de tan señalada fecha? Una respuesta que os invitamos a conocer más adelante. Además de tener en cuenta tan señalada fecha en el calendario, no debemos obviar nuestra actitud en la vía, como usuarios de la misma. Cualidades como la precaución y la responsabilidad deben estar presentes en las acciones de todo ciclista para que su coexistencia con peatones y demás usuarios de otros medios de transporte sea solidaria y segura, no sólo en días como hoy.

Un Día Mundial con una historia muy poco convencional

Cada 19 de abril se celebra el Día Mundial de la Bicicleta una fecha que tiene un curioso origen y que presenta más historia del LSD que de dar a los pedales. De hecho, conmemora aquel día de 1943 en el que Albert Hofmann, padre del ácido lisérgico, probara de manera voluntaria su invento por vez primera. Y para conocer el alcance psicotrópico de esta droga alucinógena, salió a pasear por las calles de Basilea en bicicleta.

Ese mismo 19 de abril, Hofmann tuvo que pedir al hombre que le ayudaba en su laboratorio que le acompañara a casa, camino que realizaron en bicicleta porque el uso de vehículos a motor estaba prohibido a causa de la guerra.

Esta experiencia la contó, años más tarde este químico, en una biografía denominada “Historia del LSD. Cómo descubrí el ácido y que pasó después en el mundo”. En el relato, Hofmann explicaba que tuvo que luchar para hablar de manera inteligible y que a lo largo del camino sufrió una distorsión de todo su campo de visión, como si se encontrara curvo. Además, tuvo la sensación de no poder moverse del lugar, aunque más tarde su ayudante le contó que había estado moviéndose más rápido.

Más tarde, ya en su casa, su estado empeoró hasta tal punto que manifestaba sentirse angustiado. “Mi entorno se había transformado y parecía aterrador, todo en la habitación giraba y los objetos y piezas del mobiliario tenías formas grotescas, amenazantes y animadas”, comentaba en su libro. Poco a poco esa sensación de miedo inicial dio paso a una de disfrute que él mismo describió como “una sucesión de colores y formas sin precedentes”. Este primer e intenso viaje de LSD dio lugar al Día Mundial de la Bicicleta, que hoy celebramos. Algo contradictorio, ¿verdad?

 

Recuerda que como ciclista también debes seguir unas normas

Está más que probado que el consumo, tanto de alcohol como de drogas, incide directamente en la conducción. Basta la experiencia de Hofmann para darse cuenta del resultado. Por ello, en días como hoy donde la bicicleta es la actual protagonista, los ciclistas deben tener en cuenta que como usuarios de las vía que son, cuentan con los mismos derechos y obligaciones que los de motos y coches. De tal manera, que tienen que ser conscientes que de no cumplir con el Reglamento General de Circulación se enfrentan a una serie de infracciones ¿Quieres saber cuáles son?

  1. Circular por la acera. Esta es una de las ‘manías’ extendidas por algunos ciclistas debido a su miedo de convivir con el resto de los vehículos a motor de la calzada. Así gran parte de los usuarios optarnpor invadir las aceras, unos espacios reservados exclusivamente a los peatones. Una situación que está tipificada con una multa  que parte de 60 euro  y que puede rondar los 10.000 euros, en el caso de que choque contra un peatón.
  2. Saltarse un semáforo. las bicicletas deben cumplir las mismas reglas que los vehículos motorizados y en el caso de no hacerlo, como saltarse un semáforo que se encuentra en rojo, el ciclista se enfrenta a una sanción económica que puede ascender a 200 euros.
  3. Pedalear en dirección contraria. este es uno de los puntos más polémicos dentro de la comunidad ciclista, que se pregunta cómo me pueden multar por ir en sentido contrario por una calle sin tráfico. La respuesta a tal cuestión es muy sencilla y se encuentra en el Reglamento General de Circulación. A pesar de estar muy extendida, muchos de los usuarios de la bicicleta incurren en esta situación, sobretodo si la calle es de un solo sentido. En el caso de que seas cazado, prepara la cartera porque la sanción asciende a… ¡500 euros!
  4. Escuchar música mientras circulas. es habitual ver a muchos ciclistas, sobretodo en la ciudad, circular con los auriculares puestos. Una costumbre que se deberían evitar por completo pues hace que no estén en alerta a posibles señales acústicas y situaciones que puedan entrañar peligro con el resto de vehículos. Llevar puestos los auriculares conlleva una sanción de 191 euros.
  5. No respetar una señal de Stop. Si sueles moverte por ciudad y no respetas estas señal, los agentes de circulación pueden sancionarte con 120 euros.
  6. Realizar conducción temeraria: ten cuidado con realizar ‘caballitos’ para dejar impresionados al resto de los viandantes o tus amigos del barrio. Este tipo de maniobras y dependiendo de la gravedad del asunto en cuestión, llevan aparejadas una multas entre los 200 y los 500 euros.
  7. No llevar puesto el casco. con la entrada de la Ley de Tráfico, todos los menores de 16 años deben llevar el casco, tanto en ciudad como en carretera. En el caso de no hacerlo serán sancionados con 200 euros, que tendrán que pagar los padres o tutores del menor. Los mayores de 16 años, la ley les obliga a llevar casco fuera de las poblaciones. No obstante hay ciertas excepciones a la norma: el ciclista no tendrá que utilizarlo en rampas ascendentes, en condiciones de extremo calor o por prescripción médica.

 

 

Aprovéchate de los beneficios de montar en bici

Cada vez son más las personas que dejan al lado el coche en la gran ciudad y optan por este medio de transporte saludable como es la bicicleta. ¿Quieres saber cuáles son sus beneficios?

  • Fuera depresión. Está comprobado que las personas que utilizan la bicicleta sufren menos tristeza y trastornos psicológicos debido a que esta actividad oxigena el cerebro más que cualquier otra.
  • Reduce el riesgo de infarto. Nada menos que alrededor de un 50%, ya que al pedalear el ritmo cardíaco aumenta al mismo tiempo que decrece la presión sanguínea con lo que el corazón trabaja economizando.
  • Alivia dolores de espalda. El hecho de inclinar el cuerpo hacia delante cuando nos montamos en bicicleta hace que los músculos de la espalda se tensen para poder estabilizar el tronco.
  • Reduce el colesterol. En realidad reduce el LDL también llamado colesterol “malo” porque el HDL o “bueno” se incrementa, debido a que los vasos sanguíneos se quedan más flexibles y saludables, reduciendo las posibilidades de que se calcifiquen.
  • Protege las rodillas. El pedaleo en la bicicleta permite que las rodillas se encuentren más protegidas, ya que el mayor peso recae sobre el asiento.
  • Evita las infecciones. Andar moderadamente en bicicleta potencia el sistema inmunológico. Este es un ejercicio recomendado para pacientes con enfermedades inmunológicas y también con el SIDA, ya que provoca que los fagocitos (células) se muevan y de esta manera, aniquilen las malignas.

 

Fotos | Horacio José Herpa, Berriozar (Nafarroa)

 

Circula Seguro | ¿Accidente con una bicicleta? Cómo socorrer a un ciclista

Circula Seguro | En bicicleta no te olvides de las luces