CCOO afirma que los accidentes ‘in itinere’ crecen en Madrid porque los polígonos carecen de transporte público

Polí­gono industrial

Un tercio de la siniestralidad laboral de 2007 en Madrid correspondió a accidentes in itinere, es decir, los que ocurren en el camino de casa al trabajo (o del trabajo a casa, que suele ser más frecuente).

CCOO ha denunciado que es la falta de transporte público en los polígonos industriales la que ha motivado el crecimiento de esta siniestralidad durante el último año. Al no haber buenas conexiones, el 90% de los trabajadores usan vehículos privados y aumentan las posibilidades de acabar el día haciendo un parte del seguro cuando no en el hospital.

Dejando de lado la perogrullada de que si no hay transporte público la gente se traslada en transporte privado, hay que tener en cuenta que la siniestralidad in itinere tiene su base en al menos tres factores:

Al ir hacia el trabajo, el conductor viaja presionado por el horario y en ocasiones por haber salido de casa precipitadamente y todavía medio dormido.

Al volver del trabajo, el conductor lleva un montón de horas encima y está cansado y falto de atención.

Al ser el camino una ruta reiterada, el conductor tiende a dejar el nivel de atención bajo mínimos “porque conoce el camino”, de forma que cualquier imprevisto le cogerá doblemente por sorpresa y su reacción tenderá a ser más lenta.

El desarrollismo inmobiliario español de los últimos años ha ido motivando el florecimiento de polígonos industriales en las áreas de influencia de las grandes capitales. Sin embargo, todos los beneficios económicos que han reportado estas infraestructuras no siempre han revertido en inversiones para las zonas. El transporte público es un ejemplo, pero no el único. El incremento de la movilidad no ha ido acompañado de un incremento de las inversiones en infraestructuras. El aumento de la siniestralidad in itinere es sólo un indicador, como también lo es el inminente colapso de las vías de comunicación más concurridas. La solución pasa por la racionalización de la movilidad y el fomento del transporte colectivo, no sólo por parte de los usuarios, sino por parte de las empresas operadoras y de la Administración.

Vía | Europa Press