Campaña de concienciación DGT, verano 2010 (1): ¿Acaso todos sabemos cómo evitar un accidente?

Conocimientos, destrezas, actitudes

Hace ya tiempo que me debo este texto a mí mismo, así que hoy voy a saldar mi cuenta. Hablo del spot de la DGT para este verano, que retoma la idea principal empleada en los últimos tiempos:

Todos sabemos cómo evitar un accidente, ¿por qué no lo hacemos?

y que en esta ocasión nos sitúa en el entorno de la consecuencia del siniestro, en el momento en el que el familiar de la víctima comienza a ser por ella misma víctima de la carretera, en el momento en el que recibe la terrible llamada.

Y yo me pregunto hasta qué punto esta campaña es útil para la reducción de la siniestralidad vial.

Quien haya visto el spot de este año habrá notado que la acción se centra alrededor de la víctima del tráfico, y es que de entrada, la idea de situar al espectador en el escenario de la consecuencia es una de las máximas de la concienciación: “no les digas lo que hay que hacer, enséñales las consecuencias de lo que ocurre”. En principio el vídeo responde a esa idea. Otra cosa es si el spot respeta más o menos las sensibilidades de las personas que ya han pasado por este oscuro trance, pero sobre ese debate me reservo el cartucho de hablar en una próxima entrada, si me lo permitís.

Hoy se trata de hablar sobre la idea de que todos sabemos cómo evitar la siniestralidad, una idea que por arte de síntesis comunicativa otorga a nuestros ciudadanos las siguientes cualidades:

  • Conocimientos sobre cómo evitar la siniestralidad vial,
  • Destrezas para evitar una colisión,
  • Voluntad del conductor de adecuar su comportamiento para evitar el siniestro.

Y todo eso, en un país en el que los conductores declaramos abiertamente que no conocemos el significado de normas y señales porque todo nos suena de lejos, pero como quien oye campanas y no sabe dónde, en el que las clases teóricas no son obligatorias como tampoco es obligatorio el reciclaje de conocimientos a lo largo de los años de actividad que podamos tener como conductores.

Y todo eso, en un país en el que los conductores nos reconocemos incapaces de llevar a cabo un manejo eficaz de nuestros vehículos y que atribuimos a la falta de diligencia de las autoescuelas una carencia de habilidades al volante, cuando como conductores nunca nos hemos preocupado de mejorar nuestra formación más allá de la obtención del papelito o plastiquito de color de rosa.

Y todo eso, por último pero sobre todo lo demás, en un país cuyo refranero actitudinal asegura que “los accidentes sólo los tienen los demás”, como diría mi compañero Javier Costas, porque todos estamos segurísimos de ser los conductores mejor informados y mejor capacitados del Mundo y por eso estamos preparados para controlar nuestro vehículo muy por encima del nivel de riesgo que nos permite asumir la Ley, a la que por supuesto consideramos obsoleta y a la que por supuesto no tenemos intención alguna de respetar.

De tres patas, ninguna

En resumen, un gran sintentido en el que no es que falle una pata de las tres sobre las que se asienta la seguridad vial (conocimientos, destrezas y actitudes) sino que fallan las tres a la vez. Y sobre esta situación va la DGT y monta su campaña de concienciación, usando una voz hosca y siniestra para remover conciencias con su mensaje falaz.

¿Qué conciencias? ¡Si no somos siquiera conscientes, en la DGT los primeros a tenor de lo visto, de qué puñetas está fallando en nuestras carreteras! Nos dicen que sabemos algo que no sabemos y nos piden que aportemos un granito de arena cuando algunos ni siquiera han visto la playa entera. De momento y con estos mimbres, si mejora algo la situación será por una misteriosa conjunción entre la buena voluntad de las personas y el azar, pero poco más podremos hacer por mejorar el panorama.

Podremos hacerlo en el momento en el que se haga lo posible para que todos verdaderamente aprendamos y mantengamos el conocimiento sobre todo aquello que está legislado y por qué lo está, y no dejemos la formación teórica de nuestros conductores en manos de una simple marca en forma de aspa trazada sobre un test celebrado una vez en la vida.

Podremos hacerlo en el momento en el que se haga lo posible para que todos verdaderamente aprendamos lo que significa manejar un vehículo y sigamos instruyéndonos para mejorar nuestras habilidades con el paso del tiempo y no dejemos la formación práctica de nuestros conductores en manos de una simple evaluación puntual.

Podremos hacerlo, sobre todo, en el momento en el que se haga lo posible para que en la calle se perciba la siniestralidad vial como un problema real y cercano, que nos toca a todos, y no como una excusa de las instituciones para justificar lo que hace años que muchos perciben como injustificable, porque para lanzar un mensaje creíble primero hay que tener credibilidad.

Bueno, para ser sinceros, no podremos hacerlo “en el momento en el que”, sino un poco más tarde, que estas cosas llevan su tiempo, así que dándole la vuelta al tema fácilmente podríamos decirle a los responsables de esta campaña: “si sabemos lo que está fallando, ¿a qué esperamos para corregirlo?”

En Circula Seguro | Campaña de concienciación DGT, verano 2010 (2): Vídeos de concienciación, sentido y sensibilidad

  • pepserra

    josep .
    aparte de lo que comentas, es que un medio responsable, y de todos como es tve, no sea sometido a auto contoles, justo despues de la campaña de la DGT , venga un anuncio cutre de videojuegos como grand theft auto o una peli sobre tropelias urbanas con bugas tuneados cuyo cometido no es justamente constructivo y aqui no ha pasao na… incluso despues de comunicar con el consell catala audiovisual…parco en medidas contundentes.

    ya se que es farragoso ese tema de los mass media y polemico el debate de la publcidad de videojuegos…otro dia quizas

  • nomar55

    Quizás me equivoque pero NO CREO QUE NADIE SEPA CÓMO EVITAR UN ACCIDENTE. Ahí es dónde falla la campaña ya desde un principio. Si no fuesen ‘accidentes’ serían agresiones aposta a otro coche o a peatones, intentos de suicidio en la carretera, etc. Los accidentes sólo se pueden intentar prevenir, evitando riesgos innecesarios, pero no evitar, salvo que nunca nos distrajésemos y estuviésemos atentos a todos, absolutamente a todos los factores que puedan provocarlos. Pero esto es materialmente imposible.

    • Josep Camós

      En efecto, quizás te equivocas… pero a ti se te puede disculpar.

      Sí que se pueden evitar, trabajando de forma adecuada los factores de riesgo. El problema es que si desde la DGT dan por supuesto que los conductores saben cosas que no saben… la pelota queda sólo en el tejado de unos conductores que ni saben ni saben cómo ni necesariamente tienen la voluntad de hacer.

      Ah, y todo esto en la DGT lo saben desde hace muuucho tiempo, de manera que ellos, a diferencia de lo que te pasa a ti, no tienen disculpa.

  • pepserra

    bueno nomar55, esa cuestion de semantica es la que de algun modo siempre ha sido el espiritu de CS: hay siniestros y hay verdaderos accidentes. sí desde la propia semantica ya se erra, pero es que estamos ya tan “acostumbrados” mal ese palabro que…

  • 50492

    Y digo yo, si “todos sabemos como evitar un accidente” porque no lo hace para empezar la DGT y el gobierno solucionando puntos negros, tramos de concentración de accidentes, quitando guardarrailes de donde no son necesarios, modificando la pintura por otra menos deslizante, asfaltando las carreteras cada vez que es necesario, etc.
    Es más facil hacer una campaña en la que los malos siempre somos los conductores que no hacer autocritica.
    Saludos.

    • José Luis

      Re-pintar las marcas viales periódicamente. Que en algunas calles hay que ser adivino para saber que allí hay una marca vial, de lo mal que se ve.

      Y eso de día. De noche hay que tener videncia y visión de gato.

  • lordman

    La mejor campaña de concienciación seria que dimitiera toda la DGT en pleno y los que entraran empezaran a mirar de verdad por la seguridad vial y no por la recaudación.

  • delincuente

    esta bien lo que propones e incluso añadiria yo que en el ultimo curso de la eso dieran una asignatura sobre la seguridad vial.
    lo que no veo nada bien son las sanciones que ponen respecto a la infraccion que se comete, me parecen escesibas, sobre todo la de la perdida definitiva del carnet, complicando aun mas la vida de los ciudadanos y pudiendo perder el puesto de trabajo, si lo que quieren es dinero, no se como va a pagar un tio la multa si no tiene trabajo y menos pagar los 430 euros que cuesta sacarse de nuevo el carnet, la dgt tendria que hacer un curso sobre la concienciacion de las necesidades ciudadanas y, ver que las sanciones que ponen no ayudan al ciudadano, si no que agraba la situacion.
    no somos unos delincuentes como dice la dgt, solo somos unos incoscientes por falta de imformacion que solo veneficia a la dgt.Un saludo