Cambiamos cárcel por decomisión del vehículo

Patrulla

En el 2007 se produjo la reforma del Código Penal que permitió el ingreso en prisión de todos aquellos conductores que atentaran contra la Seguridad Vial de forma grave. Sin embargo, a finales de este año, el Gobierno dará marcha atrás y priorizará la decomisión del vehículo sobre la prisión que según en propias palabras del fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, es “lo último que el fiscal desea siempre”.

Así, con la nueva legislación, se podrá buscar una vía alternativa a la prisión, combinando la confiscación del vehículo con penas de trabajos, multas o la privación del derecho a conducir. Tres han sido los casos presentados en los que parece más fácil aplicar este cambio en el Código Penal: conducción con exceso de velocidad, bajo los efectos del alcohol o sin permiso.

En los dos años y medio de aplicación del Código vigente, 988 personas han sido condenadas con prisión, la mitad de ellos por conducir bajo los efectos del alcohol o sustancias prohibidas y por conducción temeraria. Lo más sorprendente es que entre un 60% y un 70% son reincidentes.

Para evitar que la cantidad de gente que tenga que entrar en prisión siga aumentando, se utilizará el método del decomiso el cual sólo estaba previsto actualmente para el caso de conductores que manifestaban un desprecio por la vida de los demás. Así, a partir de diciembre, los fiscales podrán pedir la confiscación del vehículo en vez de mandar a prisión al conductor incluso en el caso de reincidencia, donde queda más que demostrada la poca intención del acusado por mejorar su conducta.

Bartolomé Vargas explicaba que “el porcentaje de reincidencia es tan grande que pensamos también en abordarlo con la respuesta del decomiso. Si a la tercera o cuarta vez se lo condena por conducir embriagado, comiso. A la quinta, comiso”. De esta forma, con la venta de los vehículos se podrán pagar indemnizaciones, programas de reinserción y concienciación.

¿Funcionará este nuevo método? Pues la verdad es que puede, aunque no estoy del todo seguro. Para los conductores, la cárcel es algo lejano. Muchos dicen: que no hombre, que hay que armarla muy gorda para ir a la cárcel. Pero claro, si te quitan un vehículo por el que has pagado veinte o veinticinco mil euros, parece que nos hace un poco más de daño, ¿no os parece?

Vía | El Mundo
Foto | Police_Mad_Liam

  • nomar55

    Yo sólo me pregunto: Si el conductor no es el propietario del vehículo decomisado ¿Qué culpa tiene el propietario del vehículo en el asunto como para que se lo embarguen, si se lo ha dejado prestado a alguien, y ese alguien es el infractor?

    • ctwp

      No dejar el coche.
      Y si lo dejas, a una persona de confianza.