Bicis en carretera, ¿la solución es la segregación?

Ciclistas

Andamos estos días consternados con *la muerte de tres cicilistas* que el pasado miércoles fueron arrollados por una furgoneta en la carretera N-340 mientras entrenaban en grupo a su paso por la localidad tarraconense de Mont-roig del Camp. La N-340 es la carretera que une Barcelona con Cádiz y que en Tarragona goza de verdadera mala fama por su *elevada concentración de siniestralidad*.

Mientras se determinan cuáles fueron las causas exactas del atropello, que al parecer se puede achacar a una distracción o a una imprudencia del conductor de la furgoneta, creo que *la creciente siniestralidad de los ciclistas merece una solución* algo más elaborada que un puñado de artículos desparramados por el Reglamento General de la Circulación que pocos conductores conocen y menos aún los respetan.

Verano Azul

Quizá hubo un tiempo en el que salir a la carretera en bicicleta no suponía mucho más que lidiar con algunos vehículos, mirar de vez en cuando que ningún camión se acercara peligrosamente y seguir cada uno a lo suyo, pero los tiempos han cambiado. Precisamente la *vulnerabilidad de los ciclistas* y quizá una cierta presión del colectivo de las dos ruedas sin motor hicieron recomendable incluir en el Reglamento unos artículos ya esbozados en la Ley 19/2001 que garantizasen hasta cierto punto la seguridad de los conductores de bicicletas.

En ese sentido se dispuso que a la hora de adelantar en carretera a una bicicleta (y en general a cualquier vehículo de dos ruedas, peatón, animal o vehículo de tracción animal) *habría que dejar una separación lateral mínima de 1,5 metros invadiendo total o parcialmente el carril contiguo* y que estos adelantamientos se podrían realizar a bicicletas, ciclomotores, peatones, animales o vehículos de tracción animal incluso *donde estuviera prohibida la maniobra de adelantamiento* siempre a condición de hacerlo en condiciones de seguridad cuando por la velocidad a la que circulasen estos vehículos pudieran ser avanzados sin riesgo.

Bien, pues apenas se ven conductores que hagan caso a estas normas, más que nada *por desconocimiento* (la de veces que me habrán abroncado otros conductores por adelantar a un ciclista rebasando una línea continua) y porque en ocasiones realizar correctamente la maniobra *entraña una dificultad* que no todos los conductores están dispuestos a encajar, de manera que pasan por el lado del ciclista ignorando que el aire que desplazan con su vehículo puede tumbarlos.

Y, fiel como soy a mi especial visión de las cosas, entiendo que en este caso ocurre eso que sucede en tantas otras ocasiones, que *una cosa es legislar y otra muy diferente es conseguir que se cumpla con lo que se legisla*. Y cuando esto último no es posible en un entorno como el actual, en el que la vigilancia del tráfico se restringe a unos pocos factores de riesgo muy concretos, sigue quedando en el aire la causa que motivó el redactado de la Ley.

En otras palabras, me pregunto: ¿una solución que no se cumple es la mejor de las soluciones?

Senda ciclable

Siempre he pensado que cuanto mayor es la disparidad de velocidades entre dos vehículos, mayor es el riesgo de que sobrevenga una colisión. Por la causa que sea. Simplemente, *un vehículo que se acciona con el esfuerzo muscular* no puede compararse con *un vehículo autopropulsado*. Ni por masa ni por capacidad de aceleración ni por la velocidad que cada uno de ellos puede alcanzar. Simplemente no tienen nada que ver y es peligroso que compartan un mismo espacio, aun imponiendo ciertas normas que, como digo, tampoco es que se respeten.

De hecho, antes de incluir en el vigente Reglamento las normas dirigidas a todos los conductores se promulgó en España una Ley, la 43/1999, que hablaba precisamente de soluciones para afrontar el problema “desde un punto de vista meramente físico como desde una perspectiva jurídico-formal”, y se refería a la creación de nuevas vías ciclistas y a la regulación de la circulación de estos vehículos. Y quizá es en este punto donde se perdió la pista de *lo que podría haber sido y nunca fue la seguridad para el ciclista*.

Hay un tipo de vía ciclista que garantiza realmente la protección del conductor de bicicletas frente a otros vehículos. Se trata de la *senda ciclable*, “una vía para peatones y ciclos, *segregada del tráfico motorizado*, y que discurre por espacios abiertos, parques, jardines o bosques”. Son muchas las carreteras que podrían contar con una senda ciclable como alternativa para que los ciclistas pudieran desplazarse sin correr riesgos tan innecesarios como evitables.

Siempre habrá quien diga que *no es posible ejecutar esta solución en todas las carreteras*, y seguramente tendrá razón, pero hay miles de vías en las que es posible separar completamente las bicicletas del tráfico motorizado, entre ellas, la N-340 a su paso por Tarragona. ¿Por qué no se hace algo así allá donde sí sea posible?

Foto | Mike Baird
En Circula Seguro | Los ciclistas en carretera, ¿por qué se juegan el tipo?

  • PAL

    Se habla mucho del comportamiento de los conductores en relación con los ciclistas, y con razón. ¿Pero que hay del comportamiento de los ciclistas en relación a los demás vehículos?

    Os propongo que busqueis en el maps la carretera de Santes Creus (Tarragona-El Pont d’Armentera), y le echéis un vistazo con el street viewer. ¿Creéis que es una conducta responsable circular en grupo utilizando toooodo un sentido y sin dejar margen para adelantar con seguridad ni siquiera invadiendo totalmente el sentido contrario? Pues eso me he encontrado más de dos o tres veces, y alguna de sopetón detrás de una curva (echad un vistazo también a las curvas…),

  • PAL

    Añado un detalle: la última vez que vi un grupo de estas características en esa carretera fue el mismo día de la noticia que se comenta. Quizás hasta era el mismo. Debo decir, sinceramente, que lo primero que pensé al ver la noticia, y después de haberme cruzado con los ciclistas, fue que no me extrañaba…

    Y otro punto más. Si digo que no se puede adelantar con seguridad a estos grupos, seguramente alguien me dirá que simplemente vaya detrás suyo hasta que pueda hacerlo. Vale, dejando de banda que a según que horas eso supondría un tapón la mar de majo… ¿que pasa con los que vienen en sentido contrario? Porque esos tampoco tienen espacio para dejar el margen ese tan mono de metro y medio…

  • Precisamente por todo eso… mi apuesta es la segregación. 🙂

  • pdp

    Yo la verdad es que creo que no se puede mezclar en la misma vía a vehículos a motor con bicicletas. Son mucho más lentas, más débiles, llaman menos la atención a los coches y por desgracia (al menos lo que veo en Madrid) se suelen pasar por el arco del triunfo el código de circulación, saltándose semáforos, prioridades y lo que haga falta.

    Si es una carretera y tiene arcén majo, pues pase que se muevan por ahí, pero si no, o se les ponen carriles bici como en Ámsterdam o se prohíben los ciclistas… Porque la maniobra de dejar 1,5 m de separación e invadir el sentido contrario también puede ser peliaguda en este caso para los coches…

    También, de paso, al menos se les podría exigir un examen teórico, si van a usar los mismos caminos que el resto de los vehículos 😛

  • pdp, prohibir todo lo que nos moleste es la solución ¿no?
    No estoy a favor de la segregación de los ciclistas en ciudad, aqui no hay tanta diferencia de velocidad entre coches y bicis, si los primero respetan los límites, y todos nos respetamos.

    En carretera si puede ser interesante la construcción de sendas ciclistas, pero esto es muy caro. En el caso de la N340 por Tarragona, sería mas necesario la existencia de una autovía sin peajes, que hacer una senda ciclista.

  • Si es un suplicio ir en coche, un peligro ir en moto… ir en bici es indescriptible.

    El sábado iba con el coche por la A-472 (Huelva-Sevilla) y me encontré en el mismo sentido que yo un grupo de otros 5 ciclistas… total que reduzco la velocidad, pongo mi intermitente, los adelanto por el carril del sentido contrario y vuelvo al mío. Miro por el retrovisor, y el coche que venía a velocidad estable a unos 500 metros de mí, está mucho más cerca, y que los rebasa sin ni siquiera acercarse a la linea central de la calzada… es decir que ni redujo la velocidad ni respetó la distancia lateral, todo esto en una recta con perfecta visibilidad y sin tráfico ninguno, ¿por qué son así los conductores?

    Después poco a poco se fué acercando y me adelantó, calculo que empezó a ir a unos 130 km/h por una carretera convencional… sigo sin enterarme.

  • Yo no tengo duda que la segregación sería una gran solución en la mayoría de situaciones, sobre todo en carretera.

    Lo que me llama la atención es que la única carretera que conozco en mi entorno que ya está segregada (donde tomé las fotos que utilicé en otro artículo), parece estar completamente en desuso. Cuando fui a hacer las fotos tuve que esperarme un buen rato, y sólo pasó un ciclista solitario. Era un sábado por la mañana, hora típica que en otra carretera cercana uno tiene que ir con extremo cuidado adelantando pelotones enormes.

    Que si tienes que ir a un sitio, pues es normal que uses la carretera que va a ese sitio. Pero si estás de paseo, no pasa nada por cambiar la ruta por una más segura, ¿no?

  • 50940

    Soy un conductor de vehículos a motor y también un gran aficionado a la bicicleta, y la utilizo con mucha frecuencia. Cuando voy en bici, pienso en la cantidad de veces que conduciendo un vehículo de motor me he encontrado con el grupito de ciclistas que salen en peña , y que realmente siendo seguro conductores de otros vehículos a motor, no tienen conciencia del peligro que corren y que seguro que alguna vez han teniodo un susto fuerte al encontrarse con un grupo de estas caracteristicas. Pido únicamente responsabilidad a quien utilice una carretera, tanto si va en bici, por el gran peligro que corre, como si conduce un vehículo a motor, por el gran daño que se puede causar al más débil. Responsabilidad es compartir y la vía es para compartirla.