Avisadores, detectores e inhibidores de radar

avisadorderadar.jpg

Con la última ley de tráfico, las dudas sobre los avisadores, detectores e inhibidores de radar han aumentado. Todos tratan de evitar que seamos cazados por los radares, pero sus métodos son distintos y distinta es la concepción que tiene la ley de ellos. Vamos a tratar de arrojar algo de luz en los tres distintos tipos.

Los más sencillos son los avisadores de radar. Para explicarlo brevemente, los avisadores son dispositivos que nos avisan de la presencia de un radar gracias a una base de datos que tiene fijados los puntos en los que la DGT tiene ubicados los radares.

Las bases de datos suelen incluir los radares fijos, cuya ubicación es conocida por todo el mundo ya que es una información pública, pero además incluyen puntos en los que alguna vez la Guardia Civil colocó uno de estos dispositivos. Esto se consigue gracias a la interacción de los propietarios que marcan los puntos en los que detectan un radar que no está dentro de la base de datos.

Además, estas bases de datos son cada vez más amplias y pueden incluir datos sobre puntos negros. Para que sean lo más útiles posibles, requieren que sean actualizados con frecuencia vía internet y en base a la información de la DGT. Este tipo de avisador no podrá indicarnos la presencia de un radar móvil. Los avisadores de radar son completamente legales.

El segundo tipo, que por otro lado es el que ha provocado buena parte de la polémica son los detectores de radar. Son sistemas que mediante una antena de radio o GPS detectan dónde están los radares, fijos y móviles. El sistema emite señales que “barren” la carretera en busca de dispositivos.

La necesidad de este tipo de antena requiere que necesiten una instalación más compleja. La nueva ley de tráfico los ha dejado como dispositivo alegal, aunque tras darse cuenta del error, la DGT ya informó que arreglaría el desaguisado tan pronto como puedan.

Por último, los sistemas más completos y los que son ilegales, los inhibidores. La multa por su uso llega a los 6.000 euros y la retirada de 6 puntos de carnet. Incluso los instaladores pueden ser multados con sanciones de 3.000 a 20.000 euros.

Los inhibidores interfieren en la señal de los radares, anulándola y evitando que nos “cacen”. Además de evitar que detecten nuestro exceso de velocidad, también evitan que los que están a nuestro alrededor puedan ser multados. Los inhibidores de radar son ilegales.

  • Sam

    “…los ha dejado como dispositivo alegal…” Alegal? Y qué se suponen que van a arreglar? En nuestro coche tenemos un avisador, pero quisiera saber sobre los detectores.

    • Hunaudieres

      Convertirlos en ilegales que es lo que querían y no consiguieron por un error en el texto.

  • gdsiu

    Los detectores ya son ilegales por la interpretación de otro artículo que ahora no recuerdo pero que voy a intentar encontrar.

  • s63aut

    Los avisadores son y deben seguir siendo legales, pues simplemente cogen los datos oficiales proporcionados por las autoridades y te dicen que llegas a ese punto donde teóricamente hay radares, un dato que no es secreto, vamos, es un recordatorio que se activaría incluso si el radar ya no existe.

    Si un avisador incluye “avistamientos” no me parece criticable que se incluyan, es como si le dices a un amigo que en tal o cual sitio han puesto un radar, ¿es delito o infracción comentarlo con los demás?; el comentarlo con mucha o con poca gente ya podría generar un debate, pero si las autoridades realmente pusieran los controles en lugares peligrosos, esas actualizaciones simplemente serían un recopilatorio de puntos peligrosos en los cuales casi seguro que en el instante que pases no estará puesto el radar, ¿conclusión?, la gente contendrá la velocidad en muchos lugares no vigilados, ¿es eso malo?

    Los detectores te avisan cuando realmente hay un radar, publicado o no, su legalización es francamente cuestionable, pero se podría debatir sobre ello (yo soy partidario de que sean ilegales). Los inhibidores tratan de evitar que el radar te capte, así que son y deben seguir siendo ilegales.

    En cuanto a la expresión “alegal”, os diré una cosa que quizá deje claro lo que pienso: no sé quién fue quien dijo que una dictadura se diferencia de una democracia en que, en las dictaduras, todo lo que no es obligatorio está prohibido, mientras que en las democracias hay un margen voluntario que separa lo obligatorio de lo prohibido. Es decir, que si en un país democrático algo no está prohibido debe considerarse legal a todos los efectos.

  • Atila

    Los inhibidores claramente deben seguir siendo ilegales ya que permiten que no se sancione a un conductor a pesar de que circule a una velocidad muy superior a la permitida. Pero en el caso de los detectores, cro que no hay razón para ilegalizarlos ya que aunque seas capaz de detectar el radar debes cumplir la limitación de velocidad para no ser sancionado. el funcionamiento de estos dispositivos es simplemente detectar la ondas electromagnéticas que emiten los radares a unas frecuencias dadas, por ello tampoco estoy seguro de que sea lícito prohibir el uso de un dispositivo pasivo que no interfiere con los radres y las medidas que proporcionan.