¿Avisador de radar igual a conducción segura?

avisador de radar.jpg

No es nuevo que la publicidad utilice sus trucos, juegos de palabras o similares, para captar la atención del potencial consumidor. Esto viene a colación de un anuncio que he oido en la radio, se puede oir diariamente en varias ocasiones, en las que se vende un avisador de radar como un aparato que nos permite conducir de una forma más segura.

Me paro a pensar y no encuentro demasiada verdad en esa afirmación. El objetivo de estos aparatos es señalizar los puntos, reales o posibles, en los que puede existir un radar. Hasta ahí entendido. Nos permite conocer en donde podríamos ser víctimas de una multa. Información que no debería ser nueva para los conductores ya que los límites de velocidad están indicados en cada momento mediante señales. Incluso una gran parte de los radares son previamente señalizados.

Llegados a este punto, y sin entrar en la polémica si los límites de velocidad en nuestro país son o no adecuados a los tiempos que corren, se podría cambiar el eslogan al siguiente: Conducción más segura a aquellos que superan los límites. Los límites son los que son, y lo son para todos. Otra cosa es que no quieras respetarlos. La decisión es cosa de cada uno.

Pero aparte de evitarnos alguna que otra multa y la perdida de algún punto, el uso de estos aparatos provoca que algunos conductores ciertas reacciones de dudosa seguridad para el resto de usuarios de la vía. Éstos, a los que se podría calificar de insensatos, con el afán de evitarse una multa frenan bruscamente en cuanto oyen el pitido avisador. A mayor diferencia entre la velocidad del coche y la limitada, mayor frenazo. Un peligro evidente para el resto de conductores. La ley permite su uso, por lo que sólo nos queda esperar cordura para quien los utiliza.

Tampoco ayuda que parezca que la colocación de los radares se haga “al tun tun”. Simplemente con que éstos estuvieron posicionados en lugares como puntos negros su uso estaría más que justificado, al menos mientras se elimina el punto. Una forma sencilla para que todo el mundo circule por el lugar a la velocidad adecuada, y con ello evitando accidentes.

Vía | Electrónica Rafel