Avería en carretera, ¿qué hacer?

Averia

Si la semana pasada dábamos unos pequeños consejos sobre qué hacer en el caso de que tuviésemos una avería con nuestro vehículo en ciudad, hoy trataremos el tema de qué es lo que tenemos que hacer si por el contrario, sufrimos la avería fuera de poblado, es decir, en carretera.

Aquí ya no contamos con la ventaja de poder disponer de gente a nuestro alrededor para poder auxiliarnos por lo que lo primero que debemos tener en cuenta es llevar siempre un teléfono móvil a mano con la batería cargada, sobre todo ahora que los postes S.O.S. dejarán de velar por nuestra seguridad a los lados de las carreteras.

Si observamos que nuestro vehículo se puede quedar detenido por una avería, intentaremos aprovechar o bien los últimos coletazos de vida en nuestro motor o bien la propia inercia del vehículo para intentar apartarnos de la vía y no quedarnos detenidos en medio con el consiguiente peligro.

Lo siguiente es colocarnos el consabido chaleco reflectante pero ojo, antes de salir del coche por lo que lo tendremos que llevar en el interior del habitáculo, ya sea en la guantera, detrás de un asiento o en los portaobjetos situados en las puertas. Sólo es obligatorio que lo use el conductor pero es recomendable llevar al menos un par de ellos para que se lo pueda colocar también nuestro ocupante.

Antes de abrir la puerta, hay que cerciorarse de que no hay peligro fuera y que somos perfectamente visibles. Si no, nos bajaremos del vehículo y nos colocaremos en un lugar seguro, fuera de la carretera y si es posible detrás de las vallas de protección.

Si por ejemplo nos hemos quedado parados a la salida de una curva, antes de colocar los triángulos intentaremos avisar a los otros conductores mediante señales para evitar que colisionen con nuestro vehículo. Una vez el tráfico haya aminorado, colocaremos el o los triángulos de señalización.

¿Cómo se colocan los triángulos? Pues depende: en vías de dos sentidos de circulación, colocaremos un triángulo por delante y otro por detrás a una distancia mínima de 50 metros. Si la calzada es de un único sentido (autopista o autovía) o bien tiene más de tres carriles en el mismo sentido, podemos prescindir del triángulo delantero. En ambos casos, los triángulos deben ser visibles a una distancia mínima de 100 metros por lo que si vemos que estamos próximos a una curva, tendremos que ponerlo a la entrada de la misma para que el resto de los conductores lo vean perfectamente.

¿Cómo sé la distancia que he recorrido a pie antes de colocarlo en el suelo? Pues lo más fácil es contar un mínimo de 50 pasos desde el vehículo hasta donde coloquemos el triángulo. Si la carretera dispone de hitos de señalización en los márgenes, como en una autopista por ejemplo, estos suelen estar colocados a una distancia entre ellos de 50 metros por lo que ya tenemos una distancia de referencia.

El próximo día que circuléis por una autopista o autovía, fijaros que entre kilómetro y kilómetro hay 20 hitos de señalización. Además, suelen estar marcados cada dos con un número del uno al nueve que quieren decir cien metros, doscientos metros, etc.

Foto | Qole Pejorian

  • Yo nose porque pensaba, y de hecho dos veces los he puesto así, que en carreteras de un único sentido lo que hay que hacer con los triángulos es poner uno a 100m del coche y el otro como a 20m mas o menos. Es decir los dos antes de llegar al coche averiado.

    Y luego para dos sentidos poner uno delante y otro detrás.

  • Papapete

    Y no tener miedo si por ser mas seguro en vias de doble sentido en vez de colocar los triangulos a 100 metros los colocas a 75 o 100 que la norma no es cerrada,hay que pensar en nuestra seguridad y en la de los que circulan x la vía

  • s63aut

    Pues si sufriera una avería con un Austin Healey, lo primero que haría sería pasearme alrededor un buen rato para que todo el que pasara sintiera una profunda envidia por mi coche. Luego quizá llamara a la grúa o al seguro.