Apurando el ámbar

Semaforo ambar

Precisamente esto fue lo que intentó un conductor hace unos días en una de las calles principales de la ciudad de Gijón. Circulaba con su vehículo cuando a la vista de un semáforo que en ese momento cambiaba de color de verde a ámbar, decidió que llevaba la suficiente prisa como para no detenerse reglamentariamente.

Sin embargo, el conductor que circulaba delante, si detuvo su vehículo correctamente por lo que nuestro primer vehículo realizó una maniobra de esas que tantas veces hemos visto en nuestras calles: volantazo hacia uno de los carriles laterales para saltarse el semáforo, que muy probablemente, ya se encontraba en rojo.

Esta ocasión el resultado fue otro ya que con su imprudente maniobra golpeó a una furgoneta que circulaba paralelo y salió despedida. En este caso, su maniobra para apurar el ámbar sólo sirvió para apurar la vida de dos personas que se encontraban esperando pacientemente en la acera. Además, hirió gravemente a una tercera mujer.

¿Qué pasa por la cabeza de un conductor cuando decide pisar el acelerador en vez del freno a la vista de un semáforo en ámbar? No acabo de comprenderlo. Es como si mientras estuviesen sacando el carnet sufriesen cada vez que lo tienen que hacer y reivindicasen de esta forma luego los meses que pasaron sin poder hacerlo.

Circulando a velocidad correcta por ciudad, en el noventa por ciento de los casos siempre nos podemos detener cuando un semáforo cambia de color. A no ser lógicamente que nos encontremos muy cerca, en cuyo caso y si de verdad somos unos conductores prudentes y miramos un poco más allá que a la punta de nuestra nariz, posiblemente no apreciaremos el ámbar y será imposible detenernos.

Debemos cambiar el chip en nuestra cabeza y tomar el naranja como el rojo. Por nuestro bien y por el de los demás. Fijaros si no en este caso: dos vidas truncadas, secuelas y otros conductores involucrados en una imprudencia perfectamente evitable.

Foto | Rodrigo_Soldon
En Circula Seguro | El ámbar esta más cerca del rojo que del verde, Alargar el verde