Apurando el ámbar

Semaforo ambar

Precisamente esto fue lo que intentó un conductor hace unos días en una de las calles principales de la ciudad de Gijón. Circulaba con su vehículo cuando a la vista de un semáforo que en ese momento cambiaba de color de verde a ámbar, decidió que llevaba la suficiente prisa como para no detenerse reglamentariamente.

Sin embargo, el conductor que circulaba delante, si detuvo su vehículo correctamente por lo que nuestro primer vehículo realizó una maniobra de esas que tantas veces hemos visto en nuestras calles: volantazo hacia uno de los carriles laterales para saltarse el semáforo, que muy probablemente, ya se encontraba en rojo.

Esta ocasión el resultado fue otro ya que con su imprudente maniobra golpeó a una furgoneta que circulaba paralelo y salió despedida. En este caso, su maniobra para apurar el ámbar sólo sirvió para apurar la vida de dos personas que se encontraban esperando pacientemente en la acera. Además, hirió gravemente a una tercera mujer.

¿Qué pasa por la cabeza de un conductor cuando decide pisar el acelerador en vez del freno a la vista de un semáforo en ámbar? No acabo de comprenderlo. Es como si mientras estuviesen sacando el carnet sufriesen cada vez que lo tienen que hacer y reivindicasen de esta forma luego los meses que pasaron sin poder hacerlo.

Circulando a velocidad correcta por ciudad, en el noventa por ciento de los casos siempre nos podemos detener cuando un semáforo cambia de color. A no ser lógicamente que nos encontremos muy cerca, en cuyo caso y si de verdad somos unos conductores prudentes y miramos un poco más allá que a la punta de nuestra nariz, posiblemente no apreciaremos el ámbar y será imposible detenernos.

Debemos cambiar el chip en nuestra cabeza y tomar el naranja como el rojo. Por nuestro bien y por el de los demás. Fijaros si no en este caso: dos vidas truncadas, secuelas y otros conductores involucrados en una imprudencia perfectamente evitable.

Foto | Rodrigo_Soldon
En Circula Seguro | El ámbar esta más cerca del rojo que del verde, Alargar el verde

  • Esa actitud la veo cada día a mi alrededor, en algunos de mis alumnos y en los conductores que nos rodean. Lo más triste de todo es que cuando le dices al alumno que por principio hay que detenerse (a no ser que corramos peligro de ser alcanzados, por ejemplo) te pone una sonrisita de medio lado que ya te hace ver lo que ocurrirá en cuanto obtenga su permiso y “sea libre”.

    No es tan difícil: luz amarilla, voy a detenerme. Y punto. Ahora bien, como cuando voy a detenerme miro por los retrovisores para comprobar que nadie se me estampa por detrás, siempre puedo dosificar mi frenada (o incluso decidir no hacerla) cuando haya peligro. Pero eso no equivale a “si el semáforo está en amarillo, corre más para evitar que se te ponga en rojo”. Es que saltárselo en amarillo ya es una infracción.

    Y un peligro, claro.

  • PAL

    Pues sí… es una de las infracciones que más se cometen: ante un semáforo en ámbar, maricón el último… :S

  • Hay otra parte que tiene que ver con esto, yo he presenciado un accidente en el cual un conductor que apuró el amarillo se sumó otro que apuró el verde, me explico:

    Se trata del siguiente cruce: http://maps.google.es/maps?hl=es&ie=UTF8&#038

    un coche que llegaba desde el suroeste, por la avenida principal, que cruza al cruce circular (valga la redundancia) apuró el amarillo. Si nos fijamos en la parte noreste del cruce circular, hay un semáforo que regula para que los coches crucen a la avenida principal, hay un solo carril, de dos que vienen, por lo que los que van por el carril exterior deben incorporarse en direccion noreste a la vía principal y los que van por el interior deben cruzar la vía principal en dirección norte. Pues ahí suelen colocarse espabilados que vienen por el carril exterior para no esperar cola, y suelen calcular cuándo se va a poner verde el semáforo viendo los de la vía principal para salir antes que nadie y ser mas shulo que un ocho verde pistacho… os podéis imaginar lo que pasó cuando vino bastante rápido el que se saltó el ámbar y se encontró con el espabiláo que salió 1 segundo antes que se pusiera en verde el suyo… sólo os digo que ambos coches acabaron en la isleta de tierra que aparece al noroeste de la imagen, literalmente, el que salió antes de tiempo, salió volando, es una imagen que no se me quita de la cabeza.

  • Elisa

    Bueno, pues os lanzo mi pregunta: hoy iba a cruzar la Diagonal de Barcelona pero se me ha puesto ‘ámbar’. Por detrás, venía uno de muy lejos. Por delante, había bastantes coches como para haberme quedado ‘en medio’ de la Diagonal. Por tanto, he decidido frenar, dosificando la frenada a costa de invadir un trozo del paso de peatones y teniendo en cuenta que la frenada ha sido un poco más brusca de lo habitual. Bueno, y en este caso, ¿qué es la solución correcta? Porque ni estoy contenta con mi maniobra, ni creo que saltarse el ámbar hubiera sido lo mejor (igual salía una moto antes de hora, o me quedaba en medio, o todo a la vez, ves a saber!).
    Gracias!

    • morrillu

      Desde mi punto de vista, la decisión que has tomado ha sido la más acertada. No has puesto a nadie en peligro, has detenido el vehículo en condiciones de seguridad y como mucho, puedes haber entorpecido la circulación de los peatones, algo que siempre se puede minimizar dando un par de metros hacia atrás, con el fin de recuperar una posición más natural.

      En la mayoría de los casos, la mejor solución es detenerse siempre cuando veamo que el semáforo se encuentra en ámbar, claro está, si nuestra maniobra no va a provocar un accidente.

      • Elisa

        Gracias por la respuesta. Pues sí, he hecho marcha atrás un par de metros. Y de hecho, cruzar la Diagonal abría un abanico de posibilidades muy riesgosas(quien viva en Barcelona sabrá que colisiones con motos en estas circunstancias son demasiado habituales). Pero mis compañeros de vehículo han criticado la elección. La verdad, desde que dejé la autoescuela, cómo añoro poder consultar cosas a alguien que sepa de verdad.
        Muchas gracias de nuevo!

        • morrillu

          Pues aquí nos tienes para lo que te podamos ayudar, tanto en los comentarios como a través del formulario dándole al botón “envíanos pistas” que se encuentra en el margen izquierdo debajo del nombre de los editores

          • Elisa

            Pues sí, se agradece mucho! Gracias de nuevo!