Antonia Ortiz: “Y de repente…, otra vida”. Así nos cuenta su grave siniestro vial

Antonia Ortiz es la autora del libro “Desde que puedo recordar…”

Antonia Ortiz es una joven que nació el 18 de Septiembre de 1977 en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) aunque se considera jienense por sus raíces con el pueblo de Navas de San Juan (Jaén) donde vivió desde pequeña. Su historia es un poco impactante ya que con 23 años, según la protagonista, volvió a nacer en un Hospital de Toledo. Todo fue por culpa de un desgraciado siniestro vial ocurrido cerca de su pueblo y mientras iba de ocupante. Sufrió lesiones graves y se temía lo peor. Así que tuvo que ser trasladada en helicóptero.

Pues bien, con ocasión del Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico que tendrá lugar el próximo domingo 18 de Noviembre, hemos querido compartir en Circula Seguro su relato,  que enlaza perfectamente con el lema de este año y su significado: “La carretera tiene historias”. La historia de Antonia podría ser la historia de muchos, ella desprende entusiasmo y gracias a su espíritu de lucha y afán de superación vive mejor su día a día. Por eso logra transmitir en cada respuesta que nos regala una lección de superación.

Una historia vivida en primera persona

El próximo domingo será el Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas de Tráfico, ¿tiene pensado participar?

Sí, claro. Voy todos los años y coincide con el tercer domingo del mes de Noviembre. Es importante para las Víctimas colaborar en estos actos. El evento se celebrará un muchas ciudades de España pero por proximidad me desplazaré a la Catedral de Jaén donde se celebrará un acto este año. En esa misma mañana y siguiendo la programación del evento, se leerá el Manifiesto de la Asociación Stop Accidentes. Una asociación de la cual soy socia y con la que colaboro en todo lo que puedo. A dicha Asociación le agradezco el hecho de haberme ayudado muchísimo y sobre todo con la edición del libro. Pensaba que víctima de siniestro vial eran solo los que morían, pero ellos me hicieron ver, que víctima somos todos lo que hemos tenido un siniestro y nuestros familiares. Para mí, son ángeles que la vida a puesto en el camino de todas las víctimas, para ayudarles en todo lo que necesiten.

¿Cómo empezaste a contar tu experiencia?, ¿tienes pensado seguir con tus charlas sobre seguridad vial?

Los comienzos fueron difíciles. Al principio, no era fácil para mí contar todo lo que viví. Con el tiempo, llevo ya dos años impartiendo charlas en los colegios, me he dado cuenta de que la ayuda que proporciono a víctimas y alumnos de centros educativos es bastante positiva. Lo veo en sus ojos…, ponerse en el lugar del otro…, tomar conciencia… La verdad que es un verdadero placer para mí poder hacerlo y asistir allí donde me manden. Por tanto, sí, tengo pensado seguir ayudando en todo lo que pueda. Los que hemos vivido situaciones límite, como la mía, creo que tenemos el don de poder concienciar a los conductores, poder contarlo. En definitiva, explicar lo sucedido para tomar conciencia y tener respeto a la carretera.

Cómo te puede cambiar la vida en un segundo

¿Qué recuerdas de ese fatídico día, del siniestro vial que tuviste?
De ese día no tengo ningún recuerdo, ya que perdí la memoria de todo lo sucedido anteriormente. Lo cierto es que tuve un traumatismo craneoencefálico severo con hematoma subdural derecho, triple rotura de fémur derecho, rotura de la clavícula izquierda y la espalda quemada de arrastrar por la carretera, ya que yo salí disparada por la luna. Además de algunas limitaciones en la pierna, tengo dañado el lóbulo temporal derecho y en consecuencia, perdí toda la memoria de mi vida anterior al siniestro. Tengo algunas lagunas de cuando estaba en el hospital, pero no con claridad.

¿Cómo estaba la seguridad vial por entonces y cómo está ahora, cambios vividos…?
Antes, mi familia tuvo poca información sobre qué hacer en caso de un siniestro vial. Ahora, tenemos afortunadamente más información, tanto en medios de comunicación, como en colegios. Y eso es muy importante. De hecho, se debería dar educación vial como asignatura y desde primaria porque los jóvenes serán los conductores del futuro.

“Llevamos en las manos un arma de matar…”

¿Qué opina de la asistencia a las víctimas de siniestros viales, crees que están bien informadas?
Pienso que la asistencia es la correcta aunque deberían dar ayuda psicológica nada más se traslade el personal sanitario al lugar del suceso. Por otro lado, no estaría de más que, al mismo tiempo, se informase de los pasos a seguir ante un siniestro vial. Mi familia, no recibió ni ayuda psicológica ni información alguna al respecto.

¿Cree que las campañas de la DGT son adecuadas, que realmente llegan a la gente?
Creo que sí. Se nos hace ver que llevamos en las manos un arma de matar, y no solo a nosotros mismos, sino a los demás. Se hace una gran labor y son a veces tan reales que por lo menos se consigue concienciar a la sociedad sobre esta lacra que son los siniestros viales.

Educación vial como asignatura en los colegios

¿Qué opina de las medidas que tiene previstas el Gobierno actual, con la bajada de velocidad en algunas carreteras y sobre todo qué otras medidas habría que mejorar?
Las veo insuficientes. Creo que a menor velocidad, menores son los daños en caso de siniestro. Por otro lado, creo que la Educación Vial, debería impartirse como asignatura en los centros escolares. Este año ha aumentado el nivel de mortalidad en las carreteras. Por tanto, creo que algo hay que cambiar.

¿Cómo ves la enseñanza relacionada con la educación y formación vial, crees que es suficiente, cambiarías algo del aprendizaje a la conducción?
La veo fenomenal, es una gran labor la que se está haciendo para la concienciación, y es vital. Creo que no es suficiente, que en las autoescuelas también llevan a cabo su labor sobre ello. De hecho colaboro con autoescuelas para dar charlas a los grupos de alumnos que realizan el curso de reeducación y sensibilización vial.

¿Háblanos de su libro, qué le inspiró escribir y si ha influido en su vida?
Empecé a escribir por pleno desahogo. Necesitaba contar todo lo que viví, tanto yo como mí familia. En el libro cuento como salí de un pozo tan profundo como es, el del olvido. Y muchas preguntas: ¿Cómo rehacer tu vida sin tener un pasado? Somos lo que somos, por lo que hemos vivido durante nuestras vidas, en el momento que perdemos eso, estamos totalmente vacíos y perdidos. Sin pasado no hay presente, y sin presente no hay futuro. Me costó años tomar las riendas de mi vida, y creo que hasta después de escribir el libro, después de 16 años, no he encontrado mi camino. Escribir el libro me ha cambiado la vida y gracias a él le he encontrado sentido a la vida. Por otro lado, viendo la repercusión que ha tenido ante otras víctimas, encontré mí camino después de 16 años. Necesitaba y sigo necesitando contar mi historia para seguir recordando… Así lo explica, en este vídeo:

“Desde que puedo recordar…”

Su libro: Una obra basada en el accidente de tráfico que sufrió junto a su marido y dos amigos cuando tan solo tenía 23 años, y todo el proceso de recuperación que vivió posteriormente. Un relato con un inicio sin esperanza, pero con un final inspirador.

Es el relato de un ser humano, de cualquiera de nosotros; un libro sobre sentimientos rabiosos y valientes, un camino hacia las verdades de la vida que tenemos pero aceptamos, una historia que nos recuerda que nuestra existencia, a pesar de la adversidad, tiene sentido por sí misma, que siempre la ha tenido.

De esta historia se desprende una voluntad sobrehumana de vivir para superar el dolor. Para Antonia Ortiz ha sido un logro escribir este libro, construido palabra a palabra con recuerdos ajenos siguiendo una historia estremecedora e intensa como un bello poema. Un libro que describe unas vivencias para aquellos que, atrapados en una realidad, reconocen su derecho a reinventarse, descubriendo que se puede elegir y dibujar una vida propia.

¿Qué consejos le diría a los jóvenes de hoy en día…, conducción, alcohol, drogas, fin de semana?
Me gustaría decirles que un pequeño despiste, puede cambiarnos la vida, hasta el punto de que ya no volveremos a ser los mismos. Que a mí, la carretera me arrebato mi niñez, adolescencia, 23 años de mi vida. Unos años que no volveré a recuperar jamás.

Desde que escribió su libro no para de salir en programas de televisión de ámbito nacional como local. Se dio a conocer en el programa de Hora Punta dirigido por el periodista Javier Cárdenas, en TVE, también, con el programa Deluxe #sinmemoria, así como en algunas televisiones locales. Y, hace un año, digno de mencionar, consiguió el 1er PREMIO DOCUMENTAL en el concurso nacional “EN ACCIÓN POR LA SEGURIDAD VIAL”. Organizado por la ECAM, STOP ACCIDENTES y la CNAE. Se trata de un vídeo breve, a modo de pieza documental, acerca de la vida de Antonia, una mujer que sufrió un terrible accidente de tráfico en el cual perdió su memoria.

Las Pequeñas Cosas from Marta Martínez Cantero on Vimeo.

Foto | Antonia Ortíz Clavijo
Video | Granada Digital
Más información | Blog de Antonia Ortíz
En Circula Seguro | ¿Qué información reciben las víctimas de un siniestro vial?