Algunos consejos para ahorrar más combustible

Dacia Logan repostando

En ocasiones anteriores os hemos hablado de medidas de “conducción eficiente”:http://www.circulaseguro.com/categoria/conduccion-eficiente para sacarle un mayor partido al combustible y conseguir más kilometraje por menos dinero. Sin embargo, la eficiencia no sólo hay que buscarla a la hora de conducir, *también a la hora de estacionar el coche o repostar*.

Por ejemplo, aparcar el coche a la sombra o en un subterráneo no sólo reduce el calor del interior y reduce el deterioro de los distintos elementos, también evita la evaporación de cierta cantidad de combustible. Un beneficio adicional: no hará tanta falta el A/C recién arrancado el coche. Por ello, siempre que sea posible, el coche debe estar en el lugar menos caluroso posible. Este consejo es válido para primavera y verano, en otoño e invierno es preferible evitar el frío extremo.

SEAT Leon repostando

Pero centrémonos en el repostaje, que es una cuestión peliaguda. *No hay que esperar ahorros muy significativos con estos consejos*, pero sí contribuyen a malgastar menos dinero. Estas son las cosas que deberíamos tener en cuenta en las gasolineras:

* *Acudir a la gasolinera a primera hora*: La temperatura del ambiente y del suelo es más baja y la densidad del carburante mayor. Se llenará más depósito con el mismo dinero, pero el aumento es muy pequeño (en un depósito pequeño casi inapreciable). Por otra parte, los depósitos subterráneos han tenido menos actividad, el carburante tiene menos espuma o sedimentos flotando. Si vemos que acude un camión de suministro o que ya está ahí, mejor repostar en otro momento.
* Hay que cerrar bien el depósito para minimizar la evaporación del carburante. Basta con fijarse que al abrirse el tapón sale cierta cantidad, por eso es tan peligroso fumar o utilizar el móvil en las EESS y está prohibido.
* *Pulsar con suavidad el gatillo del surtidor*: Cuanto más lento sea el vertido menos gases se originan y menos carburante vuelve de esta forma al surtidor. En un depósito de 50 litros la diferencia puede ser de un litro.

Citroen C1 HDi repostando

* En vehículos a gasolina, *utilizar el octanaje recomendado*. La gasolina de 98 octanos puede mejorar sensiblemente el rendimiento en algunos motores (especialmente los potentes, alta cilindrada o gran tasa de compresión) pero puede no ser rentable por la diferencia de precio. Más información al respecto en “este post”:http://www.motorpasion.com/2008/08/17-ok-diferencias-entre-los-distintos-tipos-de-gasolinas.
* *Llenar el depósito antes de que llegue a la mitad*: El rendimiento disminuye ligeramente por la cercanía de los posos del depósito y por la mayor evaporación del carburante. Además, en invierno es muy recomendable en zonas de montaña o fuertes nevadas llevar el depósito lleno para poder alimentar la calefacción en caso de quedarnos “tirados” y para aumentar la adherencia con nieve al tener más peso el coche.
* Consultar los precios de las gasolineras más cercanas o de camino al trabajo, *el ahorro puede superar el euro por depósito*. La “Web del Ministerio de Industria, Turismo y Consumo”:http://oficinavirtual.mityc.es/carburantes informa de los precios de todas las EESS.
* *No apurar la reserva*: Puntualmente no es algo malo, pero tomarlo como costumbre puede dañar el motor, sistema de inyección o escape al acumularse posos en la parte baja del depósito con grandes impurezas. Disminuye el rendimiento y aumentan las emisiones contaminantes.
* Aprovecharse de las tarjetas de afiliación: Algunas gasolineras bonifican a sus clientes habituales en forma de puntos o de descuentos en carburante, estas últimas son las más interesantes. Conviene mirar las distintas ofertas para elegir la más ventajosa.
* Evite las gasolineras de las autopistas llenando antes el depósito: *Las EESS más concurridas suelen tener precios más elevados* y mayor actividad, con lo que suministran más espuma que otras o con más posos.
* Prevenir el combustible “rebajado”: algunas EESS tienen el combustible de menor calidad que otras, y repostando en otra gasolinera se pueden conseguir diferencias de 100-300 kilómetros por depósito. Cuando sospechemos que el rendimiento del motor no es óptimo, probemos a repostar en otra gasolinera de otra marca con el depósito lo más vacío posible, para poder ver la diferencia. Si los números cantan…

Evidentemente, no hay que anular los sutiles efectos de estos consejos conduciendo de otra forma, de nada sirve ahorrar si luego derrochamos más de lo retenido. Poco a poco se puede ir ahorrando un dinero que de otra manera estaríamos desperdiciando, y a mayor kilometraje, más se va a notar.

Vía | “ActiBVA”:http://www.actibva.com/guias/2008/07/30-la-guia-del-transporte-y-el-ahorro-de-combustible

  • Hay una pequeña errata en la frase “La temperatura del ambiente y del suelo es más baja y la densidad del carburante menor”. La densidad del carburante en frío es mayor, por eso entran más moléculas por litro :p

    Es un comportamiento prácticamente universal, la mayor parte de materiales se expanden al aumentar la temperatura, reduciendo así su densidad (el mismo peso ocupa más espacio)

  • Yo siempre he tenido dudas con los consejos en ahorro de combustible:

    Si llenamos el deposito cuando llegamos a la mitad dices (dicen) que el rendimiento disminuye al tener poco, ¿no se supone que a mas peso, mas gastamos?

    Si no hay que apurar la reserva por no “comerse” los posos… ¿para que sirve el filtro de gasoil/gasolina?, ¿los posos desaparecen al llenar el deposito? imagino que los posos aumentan poco a poco al ir echando combustible y siempre terminan en el filtro (o eso espero)

  • #1 Oops, gracias

    #2 El filtro sirve para lo mismo, pero se supone que lo que llega al motor es algo más “puro”, no te lo puedo explicar más a fondo. Hay gente que dice que a veces apura la reserva con acelerones para que el motor “queme toda la mierda”. ¿Alguien puede arrojar algo más de luz sobre el asunto?

  • #3
    Si no recuerdo mal, son cosas diferentes.

    1. Las cascarrias del depósito van a parar al filtro. Por lo tanto, sólo “desaparecen” (la mierda es como la energía, se transforma :o) ) cuando cambiamos el filtro.

    2. Lo que se quema al meter acelerones es la carbonilla que se pueda haber ido alojando en la cámara de combustión. Lo que pasa es que por la evolución en los diseños de la cámara, ese problema cada vez es menor.

  • Yo también tengo una duda sobre apurar el depósito, lo he leído más de una vez, pero no termino de entederlo. Se supone que si el coche se está moviendo constantemente, los posos están más o menos igualmente distribuidos por todo el depósito y, por ello, se irán quemando en la misma proporción con el depósito lleno que vacío. Si no se distribuyen uniformemente porque tengan una gran diferencia de densidad con el combustible… ¿no sería mejor, o menos malo, apurar el depósito siempre para que se vayan quemando, a que se acumulen y se junten todos de una vez? Lo digo por: “Puntualmente no es algo malo, pero tomarlo como costumbre puede dañar el motor”. Si lo haces puntualmente, irán al motor los posos de muchos muchos llenados, si lo haces siempre, sólo los de ese llenado, con lo que la proporción de impurezas es mucho menor.

  • El problema más grave que se puede tener con los motores diésel recientes, y un depósito a menudo casi vacío, es la condensación. En el espacio que queda en el depósito sin carburante, hay una mezcla de vapor de carburante y aire. Dicho aire, a su vez, es aire húmedo, es decir una mezcla de aire más agua en fase gaseosa. El problema es que con los cambios de temperatura, una fracción del vapor de agua pasa a fase líquida.
    Por ejemplo, al amanecer, en el volumen de depósito inocupado por el carburante se producirá el fenómeno de rocío, especialmente si hemos dejado el coche dormir en la calle. A notar que el rocío se puede producir sin necesidad de llegar a temperaturas extremas, como en pleno invierno por ejemplo.
    Para evitar que dicha agua vaya a parar al motor (y pudiera llegar a provocar su destrucción) los diésel actuales disponen de una cuba de decantación que va reteniendo el agua. El problema es que dicha cuba sólo se suele vaciar cuando llevamos el coche a hacer la revisión anual, con el riesgo de llegar a llenarla antes de la siguiente revisión, y llegar a tener agua en el carburante que pase al motor.
    Así que si dejamos el coche siempre fuera, más vale repostar a menudo, y no dejar espacio para la condensación en el depósito.

    Un saludo
    Jaume

  • #6 Muchas gracias Jaume por la aclaración, me ha sido muy útil, aunque… jeje, me surgen nuevas dudas (esto de la curiosidad es de un incómodo a veces…) ¿Cómo llega el agua, o el aire más húmedo, al depósito? ¿Es de la humedad del ambiente y se condensa simplemente por diferencia de temperatura? Si es así, cuando la temperatura ambiente vuelve a subir, debería volver a evaporarse ¿no? El peligro sólo existiría si se circula con temperatura ambiente baja. ¿Por qué no incorporar a la cuba de decantación algún mecanismo para evaporar el exceso de humedad al exterior? Y, por último, ¿qué pasa con los motores de gasolina? ¿No sufren este problema?

    Un saludo

  • #7 No hay problema (mientras tenga un par de minutos para responder, y sobretodo, conozca la respuesta !!)
    El aire que respiramos siempre es húmedo, siempre hay una cierta fracción de agua (es la « humedad relativa » del hombre del Tiempo ). Dicho aire ocupa el depósito simplemente porque el depósito no está cerrado al vacío. Observa que cuando lo llenas, estás poniendo en contacto directo el interior del depósito con el aire del exterior.
    La gasolina y el gasoil son derivados del petróleo, así que frente al agua se comportan como fluídos viscosos (parcialmente) inmiscibles, es decir, casi igual que si viertes agua en un vaso lleno de aceite. Verás dos cosas : no se mezclan, y el aceite « captura » las gotas de agua. Por eso aunque la temperatura aumente de nuevo, el agua puede quedar confinada bajo el carburante. Basta después con que la bomba de carburante arrastre ambos fluídos hasta los inyectores, y ya tenemos agua en el motor.
    Digamos que en los motores diésel actuales (tecnología common-rail, con inyectores calibrados a la micro-gota), los destrozos ocasionados por la presencia de agua son prácticamente siempre irreversibles. En un gasolina, puede haber condensación, aunque las consecuencias serán menos graves. Pero creo que explicar esto da de sí para otra entrada…

    Un saludo
    (Nota – Hay una errata en mi comentario precedente : es cuva, y no « cuba ». Disculpas).

  • Gracias Jaume por tus respuestas.
    Sólo una cosilla… si llenas el depósito, el mismo combustible expulsará fuera casi todo el aire. La mayor parte del aire tiene que entrar por alguna otra válvula, o porque el tapón de llenado no sea estanco. La mayor parte del aire va entrando según se va vaciando de combustible, para igualar la presión interior del depósito con la exterior, ya que, como tú muy bien decías, el depósito no está sellado al vacío.

    Lo dicho, gracias.