Alcoguard: si bebes, no te deja conducir

Alcoguard de Volvo

Parece que Volvo se está tomando cada vez más en serio el creciente interés de los usuarios de vehículos por la seguridad que les ofrece su coche. Si ya el otro día os acercábamos dos nuevas tecnologías de la marca sueca de automóviles para prevenir el cansancio y las distracciones al volante, ahora Volvo ha presentado un dispositivo al que hacen llamar Alcoguard, que no es más que un utensilio basado en la tecnología Alcolock, que impide arrancar el vehículo si detecta que el conductor supera el límite de alcohol en aire respirado permitido. Es un paso más al famoso “si bebes, no conduzcas”. Cuando Volvo comercialize el Alcoguard en sus modelos a partir de 2008, ya se podrá afirmar que “si bebes, no conduces”.

La unidad portátil inalámbrica tiene unas dimensiones de un mando a distancia, y está basada en la común tecnología de pila de combustible que se emplea en multitud de alcoholímetros. La principal diferencia respecto a estas unidades, es que el Alcoguard controla el sistema de encendido del coche. De esta forma, para que el vehículo arranque, el conductor debe soplar en la unidad portátil. Si el Alcoguard, tras realizar el análisis pertinente, considera que se supera el límite permitido de alcohol en aire respirado, bloquea el sistema de encendido, no siendo posible arrancar el coche. Y lo más innovador del invento, es que desde Volvo se asegura que incorpora un avanzado sistema de sensores que impiden que se haga la picaresca de engañar al sistema utilizando fuentes de aire externas.

Dispositivo Alcoguard

Los resultados no se muestran en modo numérico, sino en un sencillo sistema de leds. Si se enciende el rojo indica que el coche no arranca, si se enciende el verde, el motor arranca al momento sin problemas, y finalmente, está el led naranja, que indica que aunque no se superan los límites, el nivel de alcohol está cercano a esta cifra, y sería conveniente que el conductor esperara un tiempo antes de ponerse al volante. Aunque en este caso el motor sí arranca, y por tanto es decisión del conductor hacer caso o no a las indicaciones del Alcoguard.

Los primeros modelos que vendrán con Alcoguard como extra opcional serán los S80, V70 Y XC70, a partir de principios de 2008, y ya en verano la firma sueca espera que esta opción se amplíe a modelos de gama más baja. Las estimaciones de venta de este dispositivo para 2008 son de unas 2.000 unidades, según Volvo. Pero ojo, la misma marca recuerda que Alcoguard es sólo un sistema de apoyo, y que las decisiones del conductor serán al fin y al cabo las que primen.

Vía | Mundo Motor