Alberto Contador te recuerda que un metro y medio salva la vida

Cuántas veces un ciclista se ha visto sorprendido por un coche que pasa tan cerca que más que rebasarle a la hora de adelantar, consigue echarlo de la calzada. Las consecuencias pueden ser desde un simple susto, heridas graves e incluso la muerte. Esa falta de respeto de la norma que obliga a guardar un metro y medio de separación en el adelantamiento, es algo que reclaman deportistas de las dos ruedas como Alberto Contador.

El atropello de Oliva (Valencia) en el que fallecieron tres de los seis ciclistas que fueron embestidos por una conductora que dio positivo en alcohol y drogas, puso en alerta a la comunidad ciclista. El posterior atropello a un ciclista por parte de un camión que se dio a la fuga en Ciudad Real fue la gota que colmó el vaso haciendo reaccionar a los ciclistas de España, quienes iniciaron una cadena en Twitter bajo el hastag #yorespeto. Un lema con el que se lanzarán a la calle, el próximo 28 de mayo con manifestaciones en toda España en pro por el respecto mutuo entre conductores y ciclistas.

Una reivindicación que llevan a cabo personalidades del deporte como Luis Enrique, ciclistas profesionales como Alejandro Valverde o famosos aficionados al deporte de la bicicleta como el periodista Antonio Lobato o el cómico Dani Rovira. El último en unirse a esta solicitud ha sido Contador. El campeón madrileño grabó un vídeo, antes de salir a entrenar, en el que pedía respeto.

 

 

La cadena promovida por la Federación Valenciana de Ciclismo es una de las más visibles, aunque no la única. También las federaciones de Ciclismo y Triatlón han secundado la iniciativa convocando para el próximo domingo 28 de mayo múltiples manifestaciones, que se realizarán en varias ciudades españolas, de manera simultánea, a las 11 de la mañana. En ellas se leerá un manifiesto que solicita una ley justa que regule los atropellos a ciclistas.

Los accidentes que implican a ciclistas se han duplicado en los últimos siete años

Los ciclistas juntos a los motoristas y a los peatones son los conductores más vulnerables de la carretera y eso conlleva un mayor respecto por parte de todos los usuarios que comparten la vía, especialmente de automovilistas, que tienen que ser conscientes de esa fragilidad, que se hace necesaria para que no ocurran esos trágicos sucesos que han acabado con su vida en el asfalto, caso de los atropellados en Oliva o los recientemente fallecidos Michele Scarponi o Nicky Hayden.

Todas estas situaciones les llevan a los ciclistas a sentirse como en una jungla donde se juegan la vida. Así pues, la base de los conflictos entre la bicicleta y los vehículos a motor se centra en la “falta de normativa común, la escasa infraestructura y el poco civismo de algunos usuarios”, según Sarah Martín, directora general de PONS Seguridad Vial.

Los accidentes con bicicletas implicadas en vías interurbanas se han duplicado en los últimos siete años pasando de 1.082 en 2009 a 2.013 en 2015, según datos de la DGT. Un aumento que también se ha reproducido dentro de las ciudades, que han evolucionado de 2.387 a 5.173 en el mismo periodo. A su vez, el total del número de heridos hospitalizados ha aumentado en un 33 % pasando de 489 en 2009 a 652 en 2015.

Buena parte de la culpa es porque no se respeta el metro y medio de distancia lateral entre la bicicleta y el retrovisor del coche. Al menos así lo refleja un estudio del Grupo de investigación en ingeniería de Carreteras (GIIC) de la Universidad Politécnica de Valencia, que cuantifica esta situación en un tercio de los adelantamientos.

Recordemos la teoría

Con tales datos y tras el brutal accidente que acabó con la vida de tres ciclistas en Valencia, tanto Guardia Civil como DGT han intensificado su campaña en redes con el objetivo de concienciar sobre la fragilidad de los ciclistas en la carretera. Entre los post más compartidos, se encuentra uno de Guardia Civil sobre cómo adelantar cuando hay línea continua.

 

El clarificador mensaje enlaza con un infografía animada de la DGT en la que apunta las pautas para adelantar a un ciclista cuando hay línea continua.

 

 

Tal y como refleja el vídeo, si un turismo trata de adelantar a un ciclista en un tramo de línea continua sin rebasarla, no respetará la distancia de seguridad lateral de 1,5 metros, tal y como especifica el artículo 85.4 del vigente Reglamento General de Circulación, pudiendo desestabilizar e incluso golpear al ciclista. En este caso, lo correcto sería esperar a que no haya riesgo para la circulación y ocupar parte o todo el carril contrario. A continuación te mostramos los pasos a seguir para hacerlo correctamente.

 

La DGT, a través de su cuenta de Twitter ha compartido otro vídeo de pautas a seguir en caso de que otro ciclista circule en sentido contrario. En este situación y antes de efectuar el adelantamiento, habrá que esperar a que el ciclista que se encuentra en sentido contrario pase.

 

 

¿Qué ocurre en las rotondas?

La revista de la DGT Tráfico y seguridad vial publicó en 2014 un especial con gráficos que aclaraban las dudas que surgen al circular en rotondas, una de las mayores controversias existentes entre los usuarios de la vía. Una de estos gráficos hacía referencia a cómo actuar en caso de que coincida con un grupo de ciclistas.

En el caso de los ciclistas en pelotón deben tratarse como si fuera un único vehículo, por lo que si el primero ha entrado en la rotonda, todos tienen prioridad.

Fotos | Instagram Alberto Contador

Circula Seguro | Atención grupos de ciclistas: circular incorrectamente en carretera es motivo de multa

Circula Seguro | “Alma ciclistas”, la nueva campaña para concienciar sobre la siniestralidad ciclista