Adiós al gasóleo profesional

Pegaso Comet

Se acaban las diferencias a la hora de pagar por el carburante en nuestro país. La aplicación de la Directiva Europea 2003/96 sobre fiscalidad de los productos energéticos va a suponer que a partir del 1 de enero de 2012 entre en vigor un incremento en los precios de los carburantes de 0,0280 euros por litro para las empresas transportistas, tanto de mercancías como de viajeros.

Eso significa, a la práctica, que los empresarios y autónomos con camiones, autobuses y taxis dejarán de percibir la devolución del gasóleo profesional y pasarán a tener la misma fiscalidad que tiene cualquier particular cuando llena el depósito de su automóvil, algo que a la corta o a la larga nos pasará factura a todos y que, además, constituye una maniobra que no está exenta de polémica.

Otros sectores que no son transporte, como la agricultura, la pesca y la minería, sí que conservarán la exención total de fiscalidad en los carburantes, de manera que uno podría pensar, así a lo loco y sin darle muchas vueltas, que se elimina el trato de favor hacia quienes hacen del uso del carburante algo más que una herramienta de trabajo. Vamos, que podría parecer que se va a gravar con impuestos a los que emplean el carburante para hacer negocio con él por la vía del transporte.

Sin embargo, otros sectores que compiten con el transporte por carretera, como el ferroviario, el marítimo y el aéreo, seguirán como hasta ahora sin pagar impuestos adicionales por la energía que consumen. En consecuencia, los transportistas por carretera están que trinan, y la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España ya ha denunciado ante el Ministerio de Economía lo que consideran que es una discriminación sin sentido, ni en lo medioambiental ni en lo económico.

Rueda de camión

Además, piden que se respeten los compromisos adquiridos por el Gobierno en junio de 2008, cuando se asumió el “establecimiento de un umbral de fiscalidad de los carburantes que permita mantener la competitividad de la economía española y del sector del transporte por carretera”, tal y como se lee en la Orden PRE/1773/2008, donde figura el Acuerdo de la Administración General del Estado con el Departamento de transporte de viajeros del comité nacional del transporte por carretera.

Por su parte, en el Ministerio les han dicho que pedirán a Europa que se mantenga el gasóleo profesional para los transportistas en una futura modificación de la directiva europea, lo cual, leído desde fuera y sin muchas ganas de liarla, se traduce como un fino ejercicio de dar largas de la forma más sutil posible al menos hasta que las vacas vuelen, por fijar un calendario.

Entre tanto, se puede vaticinar un futuro en el que el transporte por carretera nos va a salir más caro que nunca, entre posibles jornadas de protesta y la más que previsible repercusión de esta pérdida de la inocencia impositiva en los precios de los servicios. Hum… Todo apunta a que las apuestas logísticas en las que anda más implicado el Estado vía Ministerio de Fomento (por tierra, mar y aire) van a salirnos más a cuenta que nunca. Casualidades de la vida.

Vía | Fenadismer
Foto | Ferran Nogués, Roland Tanglao
En Circula Seguro | ¿Pagamos un precio justo por nuestras carreteras?

  • menos_16

    No nos va a salir mas caro para el conjunto de la sociedad

    , antes se pagaba exactamente lo mismo solo que por la vía de los impuestos; que provienen del total de la población. Ahora será por la vía directa sobre el consumidor final.

    Personalmente prefiero la 2ª, aunque evidentemente va a repercutir más sobre los menos pudientes económicamente;

      En mi opinó no se puede seguir apoyando el consumo de combustibles fosiles, aunque sean los mas baratos de obtener.
    No todo el precio que se paga por combustibles fosiles se hace en € en las estaciones, es más , esa es la menor fraccion.

      Hay que apoyar formas mas eficientes de transporte, más ecológicas, más colectivas y menos dependientes del petroleo. Este fin de la subencion es necesario para fomentar el cambio de manera real.

  • Kibbu

    Pues que no se quejen tanto, que otros sectores profesionales necesitan utilizar el vehículo todo el día igual que ellos y nunca han recibido ni un euro de descuento, bonificación o como quieras llamarlo (ejemplo cercano: las autoescuelas).

    • Josep Camós

      Bueno, pero es que nosotros estamos al margen de la ley, para esto y para tantas otras cosas. 🙁

      Al margen de eso, que no tiene arreglo, yo también creo que hay más uso profesional del vehículo de lo que algunos han querido admitir desde el principio de los tiempos. Y a esos nadie les ha subvencionado nunca el carburante.

  • s63aut

    Sobre el gas-oil para automóviles hay algo que siempre me ha costado entender, ese combustible es más caro antes de impuestos que la gasolina, entonces, ¿por qué paga menos impuestos y casi siempre su precio final es más bajo que el de la gasolina?; entiendo que un profesional, del ramo que sea, pague menos impuestos que un usuario meramente particular, pero no le veo lógica alguna a que un Audi A8 Diesel pague menos impuestos por litro de los que paga un Fiat Panda, bastante tiene de ahorro el hecho de que el propietario del A8 gaste menos litros, pero ¿contamina menos?, eso es bastante discutible, así que no creo que el gas-oil deba pagar menos impuestos.

    Antiguamente los Diesel eran lentos y caros (aunque duraban muchos kilómetros), las prestaciones del vehículo efectuaban la criba entre quienes realmente iban a hacer infinidad de kilómetros y quien deseaba un coche más agradable de uso, no existía el Diesel de placer, nada que se pareciera a un Panamera Diesel, pero hoy día la cosa ha cambiado y no hay motivo para que paguen menos.