Adiós a la seguridad en los anuncios de coches

Publicidad vacía

Menudo iluso demostró ser nuestro Esteban Viso cuando nos habló sobre la publicidad de coches de hace 30 años. Decía él al leer aquello de “cárguelo hasta los topes, póngalo a más de 140 y sabrá por qué lo llamamos Especial”:

Si filtramos este anuncio por las reglas viales actuales, por el filtro de lo que es y no es seguridad vial, nos daremos cuenta de las diferencias esenciales con respecto a unas pocas décadas atrás, lo que hemos mejorado y sobre todo lo que nos hemos concienciado.

Pues eso: un iluso (dicho desde el cariño, claro). La crisis económica y el consiguiente bofetón a las ventas de coches, que no remontan ni haciendo el pino puente, nos han llevado a observar de nuevo argumentos de venta que parecían ya superados.

Hasta hace unos años la bonanza económica permitió que la publicidad nos vendiera los coches de otra manera. Atrás quedaban los anuncios que ensalzaban cualidades como la potencia y la velocidad. Eso ya se le suponía al coche, de manera que corrieron buenos tiempos para la seguridad del automóvil. Tantas estrellas EuroNCAP, airbags a tutiplén, ABS, ESP, HIJK… eran temas recurrentes en la publicidad de coches. Un ejemplo: en 2006 los de Renault echaron mano de su piloto Fernando Alonso para transmitir pasión por la seguridad en varios spots del Mégane:

Pero estalló la crisis, y con ella llegó la caída imparable de las ventas de vehículos. Los publicistas fueron buscando argumentos que tocaran más las pasiones de los compradores. Y ahora, volvamos a ver a Fernando Alonso vendiendo coches, aunque esta vez se trata del Fiat 500 y los argumentos han variado… sensiblemente:

Claro, que estoy comparando peras con manzanas, que uno y otro spot pertenecen a publicistas y a marcas diferentes. Bien. Veamos ahora el texto de un anuncio publicado en prensa:

Llevas mucho tiempo al volante, es el momento de que empieces a experimentar nuevas sensaciones. Con una línea exterior tan espectacularmente deportiva, y un interior que destaca por su atrevido diseño, el nuevo […] es el coche creado a tu medida. Descubre el modelo más rebelde de […] y no te pierdas cada uno de sus sorprendentes detalles.

¿De quién es este anuncio? Pues de una marca tan volcada con el prestigio y la seguridad del automóvil como Mercedes Benz, un fabricante que para anunciar sus coches tradicionalmente había recurrido a ideas sutiles e ingeniosas, haciéndole siempre un guiño a la inteligencia del posible comprador, como diciéndole: “Usted sabe pensar, así que no intentaremos ganarle con argumentos demasiado evidentes ni rayanos en lo populista; no es nuestro estilo”.

Parafraseando a El Último de la Fila, casi podríamos decir que cuando la pobreza entra por la puerta la seguridad salta por la ventana. Y ojo, que ahora mismo hablo de estas marcas como podría estar hablando de otras cualesquiera, que no viene de aquí. ¿Son imaginaciones mías o hay realmente un cambio de tendencia?

No voy a ser yo quien confunda los anuncios con la realidad, pero la capacidad de los medios para legitimar actitudes está más que probada desde los primeros estudios, llevados a cabo tras la Primera Guerra Mundial, que daban total crédito al poder de los medios de comunicación de masas para influir en la opinión pública. Durante un tiempo abominé de la teoría de la aguja hipodérmica porque creí que la gente era un poco más inteligente que todo eso y no se dejaba manipular tan a la ligera sino que ponderaba los mensajes con otros factores, pero viendo cómo van las cosas últimamente en nuestro país, donde los ingenieros van al paro y donde una choni poligonera es líder de opinión, casi me da que Lasswell y su tropa tenían razón.

La publicidad es un medio más de expresión y comunicación, y como tal tiene su influencia en la cultura de las personas, esto es, influye en su educación. Está claro que el objetivo de quienes se dedican a la publicidad es vender pero, como cualquier profesional de la comunicación, tienen una cierta responsabilidad social sobre lo que publican y sobre cómo lo publican. ¿O me equivoco de mucho?

Foto | n0nick
Vídeo | FENIXtube, lascancionesdelatele
En Circula Seguro | Tiempos pasados no siempre fueron mejores