Acerca de las medidas “con afán recaudatorio”

El trafico de cada dia

Todos los días se comenten infracciones, unas veces conductores jóvenes, otras expertos, *nadie se libra de tener un despiste, fallo o equivocación*. Algunas conductas que persigue Tráfico con persistencia están mal vistas por los conductores, utilizando a menudo el término “recaudación” y poniendo en tela de juicio la utilidad del sistema sancionador. Sin embargo, podría ser muchísimo peor, y lo sabemos.

Basta con jugar a ser coche camuflado durante un día, y hacemos balance. Por ejemplo, si nos colocamos en las inmediaciones de un centro comercial o un colegio, sorprenderemos a mucho padre o madre despistado que no lleva a sus hijos correctamente sentados en un SRI homologado o sin cinturones de seguridad. Estamos hablando de una actitud que puede acabar en desastre con un poco de mala suerte.

En los días lluviosos o con mal tiempo, haríamos una impresionante _caja_ parando a todos los conductores que lleven los faros apagados o que circulen con las luces de posición, y son un gran porcentaje. Esto, que puede parecer una tontería de los legisladores, puede evitar muchos accidentes. La clásica berlina sin limpialuneta posterior apenas permite distinguir un coche con los faros apagados o con luces de posición si la luna está mojada. Y puedo poner multitud de ejemplos más.

El trafico de cada dia

Si los fines de semana se apostasen unos cuantos Patrol con etilómetros a la salida de zonas de marcha y discotecas iban a caer carnets de conducir por decenas en cada noche, por que todos sabemos cuál es la realidad. *Cada conductor que está suelto con cierta cantidad de alcohol, es un peligro público*. ¿Veríamos esto como recaudación también o como una forma de reforzar la seguridad de todos?

¿Qué pasaría si se pusiesen a medir celosamente la distancia de seguridad? Que la “recaudación por velocidad” sería calderilla comparado con lo que iban a sacar en multas. Cualquier día en una autopista cualquiera, podemos ver a conductores pegados unos a otros, donde más se ve esto es en el carril izquierdo, donde algunos sujetos creen que la carretera es suya e intimidan para que te apartes, a veces acompañan su proximidad con claxon y luces largas de forma estridente.

La falta de respeto por la distancia de seguridad protagoniza casi todos los golpes en autopista en los que vemos a dos coches en el arcén muy cercanos y piezas rotas en el suelo, mas una legión de conductores que han sufrido el atasco consecuente y que los maldicen al pasar junto a ellos. Y esa es la menor de las consecuencias. A menos de 5 metros de un paragolpes y a 120 Km/h, si el conductor que va delante frena por el motivo que sea, *no da tiempo ni a reaccionar, accidente asegurado*.

El trafico de cada dia

¿Y si miran el dibujo de los neumáticos? También pondrían bastantes multas, o como si vigilan los excesos de peso en las salidas vacacionales. Son muy fáciles de identificar, coches que van con la parte trasera hundida, cuyas reacciones dinámicas y frenada han cambiado mucho y que es motivo de no pocos accidentes.

Si los semáforos que llevan 1-2 segundos puestos en rojo sacasen una foto de la matrícula del infractor, la gente se plantearía hundir el pie en el acelerador a 100 metros de un semáforo ámbar, cuando hay tiempo de sobra para detenerse de forma segura. Una variante más extrema sería multar a todos los que no respetan los pasos de cebra, y no es que vayan a ser pocos casos.

En resumen, si la intención de la DGT es realmente recaudar, tiene muchas formas de dejar tiesos los bolsillos de los conductores ya que la falta de respeto por normas elementales de seguridad está a la orden del día. Cabría preguntarnos si preferimos ser multados a tener un accidente de mayor o menor consideración. La velocidad no es lo único que puede matar, y como se pongan a controlar esas cosas también, añoraremos los tiempos en que casi sólo se centraban en controlar velocidad, alcohol o cinturón de seguridad.

Eso sí, si el control fuese tan estricto, a buen seguro se reducirían los accidentes y las víctimas de tráfico, ya que habría una motivación extra por cumplir unas normas que en muchas ocasiones hacen que nuestra marcha sea más segura. En varios países europeos, la política de “mano dura” es muy efectiva. No niego que habrá casos en que sea muy discutible la utilidad de una sanción, pero tendemos a despreciarla de entrada.

Uno de los objetivos que debe perseguir una buena educación vial es que el conductor crea en lo que se le dice, que vea que hay razones lógicas y *que no sólo sienta intimidado su bolsillo y no su seguridad* para creer en el sistema. Mi compañero Sergio ya comentó que cuando la posibilidad de ser _pillados_ por la autoridad se maximiza, todos conducimos muy bien. Y debería ser siempre así. Todos saldríamos ganando, aunque Hacienda recibiese menos dinero.

Los únicos que salen ganando con los accidentes son las aseguradoras, gruístas, funerarias, talleres de chapa y pintura, vendedores de coches… son profesiones necesarias en nuestra sociedad, pero la imprudencia les proporciona beneficios reales y en la DGT no van precisamente “a comisión”, los agentes de Tráfico, menos.

En Circula Seguro | “La curiosa influencia del estímulo visual”:http://www.circulaseguro.com/2008/04/08-la-curiosa-influencia-del-estimulo-visual

  • Excelentes palabras, Javier.
    Y debo decir que soy de aquellos que quiere ser parado. En mi caso tal vez resulta algo difícil, por aquello de cumplir escrupulosamente con las normas existentes, pero si la lío y me cazan, que me paren.

    ¿De qué me sirve a mí una multa de un elemento que iba a 260km/h si nadie le ha dado el alto y le ha dicho que se quede quietecito, que así no mata a nadie? La multa llega tarde. Y llega tarde siempre.

    Ojalá adoptaran todas las medidas de las que hablas y se pusieran duros y serios de verdad. Vehículos inmovilizados, sanciones de pago instantáneo, etc.

  • Recuerdo que hace un año o dos sobraron muchísimas plazas para el cuerpo de tráfico. Están tan sumamente puteados que pasan directamente ni de intentar entrar a él (no hay vacaciones, ni festivos ni puentes, hay que mojarse y pasar frío y dar la cara).

    Sin embargo hace poco tuve que dar clase a un Guardia Civil que quería ir a tráfico. Curioso.

    Si la DGT hiciera las cosas bien, dejaría de ser la principal tesorería. O si no es la principal, es la segunda, pero me temo que a estas alturas ya ha sobrepasado en ingresos a la Seguridad Social.

  • Estoy deacuerdo con el articulo, pero quisiera completarlo con unas practicas erroneas llevadas a cabo por los conductores, como por ejemplo el uso del intermitente, me indigna muchisimo que la gente no lo use y mas aun cuando se circula en carretera, ya que un golpe en carretera (pongamos 100km/h) lateral provoca la perdida de control del vehiculo y las consecuencias pueden ser fatales (logicamente mas que en ciudad a 50 km/h donde probablemente sea solo un golde “de chapa”). Creo que deberian concienciar a la gente del uso de este dispositivo tan sencillo (mas que tanta obsesion con la velocidad).
    Otro punto a tener en cuenta son los stops, muchos conductores han olvidado la OBLIGACION DE PARAR, al igual que con los cedas que directamente para muchos ni siquiera existen.
    Creo que poniendo un poquito de parte de cada uno se evitarian muchos desastres