Accidentes ‘in itinere’: de casa al trabajo y del trabajo a casa

Trafico por Cyberfrancis

A pesar de la reducción de nuestra siniestralidad vial, aún siguen siendo referencia los accidentes laborales que se producen dentro del fenómeno vial como usuarios. En este caso, nos vamos a referir a los ocurridos con ocasión de los desplazamientos que tienen que ver con nuestra jornada laboral. Según los datos aportados por la DGT, durante el año 2010, siete de cada diez accidentes se producen al ir o volver al trabajo, los llamados accidentes ‘in itinere’ y los otros tres fueron o tuvieron lugar durante algún desplazamiento dentro de la jornada laboral como peatón, pasajero o conductor.

No es la primera vez que sacamos el tema sobre los accidentes laborales de tráfico. Hace apenas un mes se celebró en Madrid, en colaboración con la FUNDACIÓN MAPFRE, el Seminario PRAISE sobre Seguridad Vial en las empresas. Por tal motivo y debido a la preocupación por este tipo de accidentes, la DGT comenzó ayer lunes una segunda campaña informativa que durará hasta el próximo 30 de enero, con el objetivo de hacer llegar a la población un mensaje de prudencia ante el riesgo de sufrir un accidente laboral de tráfico.

Prevención laboral aplicada a la Seguridad Vial

Sean accidentes in itinere, es decir, aquellos que se producen en el trayecto entre el hogar del trabajador y su puesto de trabajo o accidentes en misión, aquellos que se producen durante la jornada laboral por motivos de trabajo como los desplazamientos con ocasión del tráfico terrestre como conductores, ocupantes y peatones, son accidentes laborales de tráfico. Por consiguiente, si se considera que un siniestro vial es, además, un siniestro laboral in itinere, habrá que hacer planes de prevención, que impliquen tanto a empresarios como a trabajadores.

La campaña con el lema, la seguridad en el trabajo comienza al salir de casa durará quince días e incluye dos anuncios en televisión y dos cuñas radiofónicas en las que a través de situaciones cotidianas se llama la atención sobre este tipo de trayectos. La DGT tratará de concienciar a los trabajadores de que la protección en el trabajo debe extenderse también a los recorridos que supone la movilidad en el entorno laboral. En uno de esos vídeos, pueden verse esas imágenes tan cotidianas como la misma frase que se repite varias veces: Ya sabes… de casa al trabajo y del trabajo a casa.

Consejos antes de ponerse en marcha

  • Comprobar la documentación personal y la del vehículo. Además, no cuesta nada llevar consigo: el permiso de conducir, permiso de circulación, acreditación de haber pasado la ITV y el recibo del seguro que aunque ya no es obligatorio llevarlo facilitará el tener que comprobar si estamos al corriente de la prima, así como poder dar los datos necesarios cuando nos haga falta. Actualmente es legal viajar con una fotocopia de estos documentos compulsada por la Jefatura Provincial de Tráfico.
  • Revisión de los elementos mecánicos del coche y de su carga. Una puesta a punto nunca viene mal. Sobre todo, revisar algunos de los siguientes elementos: luces, correas, niveles, amortiguadores, frenos y neumáticos, incluso el estado del cinturón. En cuanto a la carga que se transporte, es conveniente distribuirla bien primero en el maletero y si es necesario añadimos un porta equipajes. Es conveniente no llevar más de lo necesario, así como tener en cuenta que a mayor peso, mayor gasto de combustible y mayor inestabilidad del vehículo.
  • Planificación del viaje para evitar sorpresas de última hora. Elegir un buen itinerario acorde a la ruta programada nos ahorrará imprevistos. Especial atención a los lunes y viernes por ser los días de la semana en que se registran más accidentes de tráfico con motivo del inicio y final de la semana. También, es preferible utilizar una carretera que conozcamos o una más segura dentro de nuestras posibilidades sin escatimar en el tiempo que vamos a emplear en el trayecto. Utilizar un tramo que sobre plano vemos que es más corto puede confundirnos si previamente no nos hemos informado bien. Y como siempre, al volante hay que descansar cada dos horas o cada 200 km aproximadamente para evitar la fatiga, sobre todo, al final del trayecto.

Engrupiendo al chofer por Dubo.cl

Consejos durante el trayecto

  • Conducir de manera cómoda y sin prisas. Sabemos que la sensación de correr más y la agresividad al volante no supone llegar antes a nuestro destino. Un comportamiento inseguro hace que vayamos más tensos como paso previo al estrés. Una buena aireación y temperatura adecuada en el interior del coche es fundamental para hacer más ameno el viaje además de evitar el cansancio como antesala del sueño. Y si nos toca una retención o conducir bajo unas condiciones ambientales adversas pues como dice Santa Paciencia, ha tomarlo con calma y realizar una pausa si es necesario.
  • El uso del dispositivo de manos libres. En este sentido y citando textualmente lo que dice sobre este asunto la nota de prensa, se recomienda usar el ‘manos libres’ solo para conversaciones cortas, nunca para conversaciones largas, ya que según diversos estudios que maneja la DGT, si permanecemos hablando por el móvil más de un minuto y medio, el conductor no percibe el 40 por ciento de las señales, su velocidad media baja un 12 por ciento, el ritmo cardíaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar.
  • Evitar las desatenciones y distracciones. No es menos importante la atención en la conducción. Por eso, cualquier elemento de ya sea interno, de nuestro pensamiento como puede ser: pensar en los problemas dentro del ámbito laboral, presionados por el horario, problemas familiares o de ámbito social no ayudan a ir atentos al volante. Por otro lado, cualquier distracción como manipular algún objeto dentro del coche, encender o apagar un cigarrillo o alejar la vista de la dirección y los mandos del vehículo son factores de riesgo que exclusivamente dependen de nosotros, del factor humano.

En definitiva, con esta campaña, conocemos las bases de datos de la DGT y del Ministerio de Trabajo. Ya sólo falta incorporar la educación y seguridad vial en los planes de formación continua y ocupacional de los trabajadores. ¿Para qué?, pues para avanzar en la cultura preventiva en general y trasladarla a empresarios, administración pública y trabajadores en particular y así poder reducir los riesgos en los desplazamientos relacionados con el trabajo.

Vía | Europa Press
Más información | Ministerio del Interior
Foto | Cyberfrancis, Dubo.cl
Vídeo | publicidaddgt
En Circula Seguro | ¿Cuándo se considera que un siniestro vial es, además, un siniestro laboral ‘in itinere’?