Accidentes de tráfico laborales: no son los más numerosos, pero sí peligrosos

El mundo laboral y profesional supone en muchos casos altos niveles de estrés, prisas, comportamientos violentos y cansancio físico que, desde luego, resultan totalmente incompatibles con la actividad de conducir. Tras la publicación del “Informe de accidentes laborales de tráfico“, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) ha puesto en claro la grave problemática que existe en este ámbito y su acelerado crecimiento los últimos años. En el año 2015 las víctimas mortales en Accidentes Laborales de Tráfico (ALT) llegaron a la cifra de 173 personas, además, hasta 58.842 fueron accidentes in itinere. Cada día una media de 161 accidentes laborales de tráfico, un dato horrorizante en el que debemos poner el foco.

El mayor problema al que nos enfrentamos es el de la enorme subida que viene dándose en España desde el año 2013 cuando comenzó un repunte que hoy en día representa el 11% del total de accidentes laborales que causan baja (67.464). Desde Fundación Mapfre se ha planteado la elaboración de un manual de buenas prácticas que permita gestionar mejor las causas por las que estos ocurren, con medidas innovadoras que ya se están aplicando en otros países europeos.

Números que remarcan un problema oculto

El informe del INSHT ha hecho emerger una cuestión que aparecía camuflada y a la que no prestábamos demasiada atención, a pesar de que cualquiera de nosotros somos susceptibles de ser víctimas de un ALT. El informe destaca que 43.202 del total de accidentes fueron in itinere, de casa al trabajo y del trabajo a casa, es decir, un 73%; mientras que 15.640 fueron durante el horario laboral, un 27%. Además, los españoles sufrimos el doble de accidentes de tráfico en el trayecto de ida al trabajo, pues normalmente se circula con más prisa que a la vuelta a casa. Por ello las horas punta con más siniestros coinciden con la entrada y salida de la jornada laboral, de las 7 a las 9 de la mañana (64%) y de las 14 a las 15h (34%).

El lunes es el día negro de la semana, pues hasta el 21% de los siniestros ocurren en este día, precisamente por el estrés de la vuelta al trabajo tras el fin de semana y el mayor número de retenciones, cifra que decrece a lo largo de la semana. En función de la gravedad de los accidentes podemos observar que, en el caso de que se produzca una víctima por accidente de tráfico laboral, hasta un 27% puede ser mortal, un 22% grave y en un 11% puede ser leve. Por último, el informe señala que los varones entre 40 y 46 años de edad, con contrato temporal y en empresas del sector terciario, son los más propensos a fallecer en un ALT. Datos que reflejan la importancia de poner el foco en este objetivo, para buscar herramientas de ayuda, concienciación y prevención.

Cualquier trabajador o trabajadora puede ser susceptible de ser víctima en un accidente laboral de tráfico, ya sea como conductor, pasajero o peatón. Por lo que como dice Mª Dolores Limón, directora del INSHT, hasta 14 millones de profesionales podemos tener un accidente de tráfico en el ejercicio de nuestra profesión.

La siniestralidad laboral de tráfico descendió notablemente varios años hasta el 2012, a partir de entonces lleva ascendiendo hasta la actualidad, cada año alrededor del 4,5% más. Las principales víctimas, como hemos dicho, son trabajadores del sector servicios como podrían ser empleados de correos y de transporte de paquetería y comida a domicilio. Por otro lado, en el caso de los accidentes in itinere, sus protagonistas están más relacionados con empresas de trabajo temporal y de actividades administrativas de oficina.

Manual de buenas prácticas: No te lleves la prisa al trabajo

Fundación MAPFRE en colaboración con PRL-Innovación y el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte (ETSC) organizó a finales del año 2016 unas jornadas que establezcan los comportamientos adecuados y las medidas a tomar para garantizar la seguridad vial laboral. El seminario Internacional PRAISE, entre otros actos, presentó una guía de gestión de riesgos de los taxistas, quienes incorporarían un tacógrafo que contabiliza su número de horas al volante y los tiempos de descanso, al igual que utilizan ya en Alemania. Por otro lado, destacó la importancia del buen estado de mantenimiento de la llamada “flota gris”, vehículos de empresa que, además de ser más contaminantes, se encuentran en peor estado y cuentan con menos elementos de seguridad.

También resulta importante el trabajo de sensibilización con los profesionales que cada día se echan a la carretera. La gestión de las prisas durante la movilidad debido a la actividad laboral y los riesgos derivados de ellas son el principal objetivo de trabajo en este ámbito.  Las distracciones, la fatiga y el estrés son los riesgos más habituales de los trabajadores cuando conducen de camino al trabajo y viceversa, y una baja por accidente laboral supone más de 2 millones de días de trabajo perdidos en el total de nuestro país. Al coste de 177 millones de euros por bajas laborales por esta causa habría que añadirle las cantidades en concepto de seguro, indemnizaciones, costes médicos y de rehabilitación, así como otras consecuencias psicológicas como la disminución de la productividad y el deterioro del clima de trabajo.

Hoy en día la labor de concienciación con empresas y trabajadores españoles sobre el peligro que conllevan los desplazamientos en coche y lo que supone una baja laboral por accidente de tráfico es de los puntos prioritarios para empresas y asociaciones en seguridad vial. Es conveniente recordar la importancia de evitar las distracciones, el uso del móvil atendiendo a clientes conduciendo; la fatiga por realizar trayectos largos y horarios poco flexibles; el estrés, tan negativo al volante causado por las malas relaciones o el exceso de la carga de trabajo durante la jornada; y también los comportamientos agresivos  producidos por nerviosismo en situaciones de mayor tráfico, atascos, prisas por recoger a los niños, mala actitud de otros conductores, etc. Nosotros somos los primeros en poder ponerle solución, el primer paso para reducir la siniestralidad laboral de tráfico somos los conductores.

En Circula Seguro | Propósito para septiembre: ir al trabajo en bici de forma segura

En Circula Seguro | Cuando la moto es tu herramienta de trabajo: buenas prácticas para conducir con seguridad

Imágenes | iStock Kuzmichstudio demaerre jacoblund