¿Cómo contaminar menos? 7 medidas para una ciudad más limpia

coches en la ciudad

El Ayuntamiento de Madrid acaba de aprobar un nuevo protocolo para contrarrestar los efectos nocivos de la alta contaminación en la capital. Tal es la preocupación por sus consecuencias en la salud que las nuevas medidas contemplan prohibir la circulación del 100% de los coches a partir del 1 de febrero. Sería una medida excepcional y sólo se pondrá en marcha cuando se den episodios de alerta por la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2).

Desde limitar la velocidad por la M-30, prohibir el aparcamiento en las zonas reguladas por los parquímetros o limitar la circulación según las matrículas sean pares o impares son algunas otras medidas que se incluyen en el nuevo protocolo, algunas de las cuales  se han aplicado recientemente por estar ya en vigor.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac) no está de acuerdo con alguna de ellas y propone siete medidas que permitirían reducir la contaminación en la ciudad en un 70% teniendo en cuenta la actividad económica y los cambios demográficos.

Los episodios de alta contaminación que se viven en algunas ciudades españolas no es para tomárselo a broma, aún así hay que decir que en España se contamina menos que en otros países europeos. Según datos de Anfac, la media de emisiones de los vehículos vendidos en España en 2014 es de 118,6 gramos de CO2 por kilómetro, mientras que la media en Europa es de 123,4 gramos.

¿Cómo se puede contaminar menos?

Lo primero que propone Anfac es categorizar los automóviles en función de su contaminación. Así tendríamos ‘categoría 0’ para los eléctricos de batería, de autonomía extendida, híbridos enchufables y de pila de combustible. La ‘categoría 1’ para los híbridos no enchufables, de gas natural y de gas licuado de petróleo. La ‘categoría 2’ para vehículos de gasolina entre 1 y 6 años y vehículos diésel con menos de 1 año. La ‘categoría 3’ para los gasolina entre 10 y 15 años y diésel entre 1 y 10 años. La ‘categoría 4’ para los gasolina con más de 15 años y diésel  entre 10 y 15 años y la ‘categoría 5’ para los más viejos.

La segunda medida de Anfac ‘choca’ contra una de las que contempla el nuevo protocolo del Ayuntamiento de Madrid. Y es los fabricantes creen que es mejor seguir un protocolo que permita circular a los vehículos en función de lo que contamine y no uno que distinga entre matrícula pares o impares. Y para evitar causar problemas de movilidad a los ciudadanos también proponen unir estas medidas a una reducción del precio del transporte público e incluir los sistemas de car sharing o coche compartido entre los permitidos para circular por el centro de las ciudades.

Coches eléctricos

Todo esto está  muy bien pero si algo es clave en la lucha contra la contaminación es la antigüedad del parque de vehículos: ¡11,6 años de media tienen los vehículos que circulan por España! Cuanto más se renueve el parque y se eliminen de la circulación los coches más viejos, mejor calidad del aire tendremos y mayor será la seguridad. En este sentido Anfac anima al Gobierno a seguir con los incentivos de los planes PIVE y PIMA.

Otra de las medidas pasa por potenciar la compra de vehículos propulsados por energías alternativas y en este sentido el Gobierno no lo está haciendo mal, al menos para 2016 con el nuevo Plan MOVEA, que incluye ayudas a la compra tanto de vehículos como de la infraestructura necesaria para su carga.

¿Y por qué no incluir en las políticas de movilidad los sistemas de car sharing o coche compartido? En este sentido Anfac, consciente con los nuevos tiempos, propone favorecer su uso durante episodios de alta contaminación atmosférica, en zonas de bajas emisiones, de prioridad residencial, en áreas de aparcamiento, etc. Eso sí, siempre regulado como una nueva forma de transporte que garantice la seguridad de los ocupantes y respete la ley.

Y así llegamos hasta dos medidas muy demandadas por el sector, como son incentivar el transporte colectivo de empresa, por ejemplo suprimiendo de la cotización a la Seguridad Socia las rutas de empresas, y cambios fiscales, como la eliminación del impuesto de matriculación a cambio de potenciar el impuesto de circulación según las características medioambientales del vehículo.

Con todas estas medidas los fabricantes aseguran que la contaminación se reduciría en un 70% y favorecerían a su vez la actividad económica en las ciudades y su entorno. Mientras tanto como conductores también podemos ayudar realizando una conducción eficiente.

En Circula Seguro | Plan de Movilidad y Seguridad Vial, posibles medidas a tomar

En Circula Seguro | Semáforos que ‘hablan’ entre sí, más fluidez y menos contaminación en las ciudades

En Circula Seguro | Cómo conducir con stop-start