5 formas de reducir el desgaste de los neumáticos y ahorrar dinero

neumatico_turismo

Los neumáticos son el componente más importante de nuestro vehículo, ya que son lo único que nos mantiene en contacto con la carretera. De su estado y mantenimiento depende en gran medida nuestra seguridad, por lo que es tremendamente importante prestar atención a su estado.

Al ser precisamente el único elemento de nuestro coche que está en contacto con el asfalto, los neumáticos sufren un desgaste inevitable provocado por la fricción con la superficie. Llegados a cierto punto, la falta de dibujo puede provocar problemas con la evacuación de agua cuando conducimos con lluvia, por lo que se hace necesario cambiarlos.

Sin embargo, existen algunas pautas que podemos seguir para reducir este desgaste al mínimo o al menos asegurarnos de que el desgaste de los neumáticos es regular, alargando su vida al máximo.

Emplea siempre las presiones correctas

manómetro

Mantener una presión correcta en nuestros neumáticos es la mejor forma de garantizar su agarre y prolongar su ida útil. Una presión demasiado elevada hará que solo la parte central del neumático tenga contacto con el suelo, reduciendo el agarre y aumentando el desgate de la zona central de la banda de rodadura.

Por otro lado, si empleamos una presión demasiado baja, haremos que el peso del vehículo descanse principalmente sobre los flancos del neumático, aumentando el consumo de combustible y provocando un desgaste irregular a lo largo del neumático. Por ello es importante que elijamos correctamente a qué presión realizamos el inflado de nuestros neumáticos.

Los valores correctos de presión suelen venir indicados por el fabricante de nuestro vehículo en una pegatina que se suele encontrar en el marco de una de las puertas delanteras o en la cara interior de la tapa del depósito de combustible. Normalmente podremos encontrar varios valores expresados en bares, la unidad del sistema métrico internacional empleada para medir la presión.

Adicionalmente, la mayoría de fabricantes recomiendan presiones diferentes dependiendo de la carga del vehículo, especialmente en el eje trasero. Por ejemplo, si vamos a viajar con 5 pasajeros y el maletero lleno, es conveniente elevar las presiones ligeramente para compensar el peso extra.

Si practicas conducción eficiente tus neumáticos lo agradecerán

Tacómetro analógico

El desgaste de los neumáticos depende en buena parte del esfuerzo al que los sometamos. Si conducimos de forma agresiva, llevando a cabo acelerones, frenazos y tomando curvas a gran velocidad, desgastaremos rápidamente nuestros neumáticos. Sin embargo, si nos anticipamos a los movimientos del tráfico y conducimos con suavidad, podemos alargar la vida de los neumáticos varios miles de kilómetros sin que ello signifique que tengamos que ir necesariamente más despacio.

Extrema las precauciones al aparcar

La mayoría de vehículos modernos equipan dirección asistida, un sistema que es de gran ayuda cuando circulamos a baja velocidad o tenemos que aparcar, reduciendo la fuerza que tenemos que ejercer sobre el volante para girar las ruedas.

Sin embargo, la dirección asistida ha traído algunos malos vicios que no existían anteriormente. Uno de ellos es girar las ruedas cuando el coche no se encuentra en movimiento. Esta maniobra hace que el neumático se desplace sobre el asfalto como si este fuera una lija, desgastándolo innecesariamente. Es mejor esperar a que el coche esté en movimiento para girar el volante, incluso aunque solo hayamos recorrido unos centímetros.

Elimina lastre innecesario

Muchos conductores emplean en ocasiones el maletero de su vehículo como si de un trastero se tratase. Debemos tener en cuenta que todo peso innecesario que exista en nuestro coche empeora el consumo de combustible, sus capacidades dinámicas y el desgaste de nuestros neumáticos. Así que la próxima vez que vayas a sacar tu coche del garaje para emprender un viaje, recuerda sacar las sombrillas de tu última visita a la playa.

Vigila el estado de tus amortiguadores

amortiguador

Al igual que los neumáticos, los amortiguadores sufren cierto desgaste con el paso de los kilómetros. Cuando el desgaste ha llegado a un punto muy avanzado, el mal funcionamiento de los amortiguadores puede acortar la vida de los neumáticos en hasta un 50%. Por ello es realmente importante que si notamos que el comportamiento de nuestro vehículo se vuelve errático con los kilómetros, llevemos a revisar los amortiguadores por un experto.

Fotos| Pixabay, iStock KatarzynaBialasiewicz coolboysl55

En Circula Seguro | ¿Cuándo debemos cambiar los neumáticos?