Artículos archivados el " diciembre, 2017"

Sin reflejos al volante

pic0011.jpg

Una de las sensaciones más incómodas cuando conducimos es cuando las luces nos deslumbran. Por la noche, la mejor cantidad de luz hace que nuestra pupila se dilate. La gran cantidad de luz que nos llega de golpe produce que la pupila tenga que contraerse rápidamente, lo que nos ciega por un instante y es en esos momentos cuando somos susceptibles de tener un accidente.

Las farolas, los letros luminosos, las luces de freno o un vehículo que circula en sentido contrario con las luces mal reguladas, nos pueden deslumbrar por un mínimo instante. Algo que incluso es más grave en el caso de que hayamos sido operados de cataratas o miopía. En ese corto lapso de tiempo se deforma nuestra visión y se distorsiona la realidad, con las consecuencias en forma de accidente que ello puede provocar. Por la noche, los riesgos de sufrir un accidente se multiplican por 4,5. Si eso no fuera poco, una exposición continuada a deslumbramientos podría dañar nuestra vista. Leer más…

Hola de nuevo, gilí

Salida del sol en las islas Gili

En ocasiones tras alucinar con según qué maniobras, me gustaría poder detener el tráfico, acercarme a la ventanilla de un conductor y preguntarle «¿por qué has hecho eso?». Imagino que muchas veces la respuesta sería «para ganar tiempo».

Pero la gran paradoja es que, a menudo, las infracciones que se cometen «para ganar tiempo», en realidad representan un ahorro realmente paupérrimo. El ejemplo paradigmático es reencontrarse en la cola de un semáforo al que te acaba de realizar un adelantamiento in-extremis. En esas ocasiones, en la intimidad que me dan las ventanillas cerradas, me vienen ganas de saludar «hola de nuevo, gilí».

Leer más…

¿Susto o miedo? He ahí el dilema

Miedo o susto

Ahora por aquí lo empezamos a llamar Halloween, pero el homenaje anual a los difuntos está tan arraigado entre nosotros como cualquier otra celebración pagana. Estos días recuerdo a una vecina que tuve, una señora ya mayor, muy andaluza ella, que cada vez que veía en la tele el primer anuncio de Halloween en Port Aventura nos preguntaba en casa: “Y a ustedes, ¿esto no os da susto?”

La primera vez que lo preguntó ni siquiera entendí lo que quería decir. Luego traduje mentalmente: “Ah, quiere decir si no nos da miedo”. Extraña confusión.

Y el viernes pasado, al hilo del comentario que dejó mi compañero Morrillu en aquella triste entrada sobre el atropello a los mossos d’esquadra, la imagen de aquella mujer (Carmen, se llamaba) me volvió a la cabeza. Y es que no es lo mismo pasar miedo en la carretera que pasar un susto al volante.

Miedo, nunca. Pero es que susto… jamás de los jamases.

Leer más…

Pues en Alemania no hay límites y…

Autobahn A20

… y tienen menos accidentes que aquí. Esta es la típica respuesta que suele dar la gente que no sabe exactamente de que habla después de escuchar argumentos tan irrefutables como los que nos planteó Jaume en su serie sobre la diferencia entre ir a 120 o a 150.

Digo que la gente no sabe porque muchos de ellos hablan de oídas sobre la red de autopistas que comunican Alemania, conocida como la Autobahn. La inmensa mayoría de ellos nunca la han pisado, es más, no la han visto ni en fotos, ni se han tomado la molestia de ver una desde el Google Maps. Y claro, se imaginan una carretera, recta, de tropecientos carriles para cada sentido, muy ancha. Y te suelta eso de: es una locura salirse al carril izquierdo si por lo menos no vas a doscientos. Ya, claro… pues yo he debido ir por una comarcal… Leer más…

La diferencia entre 120 y 150 (y 4)

perritoveloz.jpg

Para terminar esta minisérie de artículos sobre las diferencias Físicas entre circular a 120 y 150km/h, me gustaría compartir una pequeña reflexión con todos vosotros, a modo de conclusión final.

Pero antes, recuperemos por un momento el tema del consumo. Mi compañero Morrillu, ojeando revistas que tenía en el trastero de casa (de coches, no penséis mal) ha conseguido reunir, por fin, datos fiables sobre el consumo por cada 100km de unos cuantos modelos comerciales. Leer más…

Europa quiere el eCall de serie, ya!

eCall-process.jpg

Para quien aún no lo conozca, el eCall es un sistema que es capaz de realizar una llamada de forma automática e independiente al centro de emergencias cuando detecta que hemos sufrido una fuerte colisión o que uno de los airbag ha sido activado. Pero ahí no se queda. El eCall también puede incorporar localización geográfica tridimensional, informar sobre el tipo de accidente y la gravedad del mismo. Un sistema “sencillo” y que no debería plantear ningún problema es los fabricantes teniendo en cuenta la maraña tecnológica que puebla nuestro automóviles.

Las cifras son claras y nos dicen que cada año en Europa 2.500 personas podrían salvar la vida con este sistema. Además los heridos podrían reducir la gravedad de sus lesiones y se disminuiría el coste de la asistencia sanitaria, tanto en el propio accidente como en el futuro. El tiempo de respuesta se reduciría considerablemente con la importancia que tiene cuando alguien ha sufrido un accidente. Leer más…

Simulador de conducción de bicicletas Honda

Honda Bicycle Simulator

Los más viejos del país se acordarán que allá por el mes de marzo os acerqué el Honda Riding Trainer, un simulador para la conducción de motocicletas que podemos encontrarnos repartidos a lo largo y ancho de nuestro país en los concesionarios oficiales de la marca.

Con el mismo principio, Honda arrancará la comercialización en Japón a principios del año que viene del Honda Bicycle Simulator. Su finalidad es el mismo que en el caso del simulador de motocicletas y no es otro que aumentar la Seguridad Vial de los usuarios de las bicicletas. Leer más…

Iremos a 30Km/h por la mayoría de las vías urbanas

Señal vertical de limitación de velocidad

Un convenio que firmarán la DGT y la Federación Española de Municipios y Provincias fija en 30Km/h la velocidad máxima que se aplicará a buena parte de las calles, plazas y avenidas de nuestros municipios. En virtud de ese acuerdo, aproximadamente un 80% de las vías urbanas verán reducida la velocidad máxima permitida en un 40%.

De aquí podemos sacar varias lecturas. Tenemos la del conductor que se mosquea porque siente que le frenan cada día más y que al final saldrá ganando si quema su coche y se va a pie. Luego está el que ya va a pie y cree que la calle es para el peatón y no para los coches, que se alegra y se felicita por la medida. Y también está el amante de la estadística, que nos recuerda que un atropello a 50Km/h supone riesgo de muerte en un 50% de los casos, mientras que a 30Km/h ese riesgo se reduce a un 5%. Ah, y no falla nunca el que sostiene que todo esto es para recaudar a golpe de radar.

Y luego… estoy yo, que tengo una lectura que se resume en un simple: “¿Y qué?”

Leer más…

La diferencia entre 120 y 150 (3)

coches volando.jpg

Estos últimos días hemos estado hablando sobre las implicaciones Físicas de elevar la velocidad de crucero de 120 a 150km/h. Hoy hablaremos de las consecuencias de las colisiones, cuando se llegan a producir.

Antes de empezar, un aviso. En realidad, aunque es obvio decir que los accidentes a 150 son más graves que a 120 (y de hecho, lo diremos en este post), en realidad es un poco estéril. Porque lo cierto es que si un coche se accidenta a 120km/h, la probabilidad de un desenlace fatal para todos sus ocupantes se acerca al 100%. Incluso con todas las medidas de seguridad modernas. Como no hay nada más grave que la muerte, en cierto sentido podríamos decir que a 150km/h la gravedad hubiera sido la misma.

El motivo por el que puede haber supervivientes en accidentes a altas velocidades es, precisamente, que la colisión no se produce a la velocidad de crucero. La mayoría de las veces, los conductores frenan con el afán de intentar evitar la colisión. Y aquí volvemos a lo que decíamos en el anterior artículo, a 120 es más fácil conseguir evitar el accidente que a 150km/h.

Leer más…

Plan de Seguridad Vial para motos en Madrid

Plan de Seguridad

Madrid quiere convertirse en la capital pionera de Seguridad Vial para motos y para ello ha presentado un plan muy ambicioso centrando exclusivamente en los vehículos de dos ruedas. ¿En que consisten exactamente los distintos puntos? Pues lógicamente, en una reducción porcentual del número de accidentes y heridos.

Los principales objetivos son tres: reducir en un 25% el número de muertos y lesionados graves respecto del cuatrienio anterior, reducir un 25% el número de víctimas en accidentes de motos y ciclomotores por cada 1000 vehículos, incluyendo los heridos leves y por último, reducir un 30% el número de intersecciones y zonas de concentración de accidentes de motos en la ciudad. Leer más…