Artículos archivados el " diciembre, 2017"

Hay que llamar a las cosas por su nombre

David Walter Cook

A veces nos perdemos en el lenguaje de lo políticamente incorrecto o con eufemismos, y acabamos perdiendo la esencia de las ideas y *acabamos llamando plátanos a las manzanas*. Según va cobrando más relevancia la siniestralidad en carretera como una forma de muerte evitable en muchos casos, el lenguaje va ganando en precisión.

En Marzo de 2008, entre La Nucía y Alfaz del Pí (Alicante) un joven sufrió un *accidente* con su ciclomotor y se quedó tendido sobre el asfalto. Un conductor inglés que pasaba por la zona lo atropelló y arrastró durante dos kilómetros. Hiela la sangre pensar que a pesar de todo, seguía vivo.

Tras hacer varias maniobras para desenganchar el cuerpo de su coche, logró su objetivo y dejó abandonado al chaval. Los servicios de emergencia lo encontraron moribundo y acabó falleciendo. La investigación fue rápida, había un rastro de sangre muy evidente y una cámara del ayuntamiento sirvió de prueba.

Leer más…

“Yo sobreviví al verano de 2009”

Camisetas

Ya lo he decidido. Me voy a imprimir una camiseta que diga, textualmente, eso mismo: “Yo sobreviví al verano de 2009”. Y es que yo no sé si es porque la crisis nos tiene a todos despistados, porque el calor nos hace agresivos o simplemente porque hay conductores ineptos que gozan mostrando su ineptitud en público, pero lo cierto es que estos meses de julio y agosto he contado con los dedos de varias manos las muchas oportunidades que he tenido de acabar engrosando las estadísticas de la DGT.

Vista de cerca, una casi colisión (acuño la categoría para esos complejos estudios que se publican de vez en cuando, por si alguien quiere tomar nota de ella) no hace gracia. Es más: Vista de cerca, una casi colisión es una de esas situaciones, tan simples y complejas a la vez, en que comprendes de una bofetada esa frase recurrente que dice que la siniestralidad vial es evitable.

Leer más…

¿Y si le damos más poder a la DGT?

Direccion General de Trafico (DGT)

Uno de los problemas fundamentales de la Dirección General de Tráfico es que a partir de cierto momento, como todo ente público, se queda atado de pies y manos por las dichosas competencias. Pasado ese punto, sólo se pueden cruzar de brazos y esperar.

Contrariamente a lo que la gente suele creer, la DGT no tiene tantas atribuciones ni poderes, como es el de arreglar las carreteras o el de colocar puestos con ambulancias para que la asistencia médica llegue en tiempo récord. No, la DGT está _capada_ en aspectos como ese y nada pueden hacer.

En el Gobierno se están pensando el crear una *Agencia Estatal de Seguridad Vial* que integre la DGT y extienda su poder a más áreas, como el de la Sanidad o Fomento, para ser más efectiva contra la siniestralidad. De momento la consultora “Atos Origin”:http://www.es.atosorigin.com/es-es/ ha recibido 50.000 euros para calcular las consecuencias.

Leer más…

La UE insiste en poner la llamada de emergencia (eCall) de serie en los coches

eCall

Durante esta semana la Comisión Europea (dependiente de la UE) ha pedido que los fabricantes, gobiernos y demás sectores implicados implanten este sistema de seguridad de forma voluntaria antes de que acabe el año. *No es la primera vez que lo hace*, pero los avances no están siendo los esperados.

La llamada de emergencia consiste en un automatismo por el cual en caso de accidente, si no hay respuesta humana, el coche contacta con el 112 indicándole la posición exacta y unos datos básicos como la hora de colisión o el modelo del coche. Esta comunicación puede ser vital para salvar vidas, *los primeros minutos son los más importantes*.

Si la Comisión no observa avances significativos en este sentido se verá persuadido a obligar a instalarlo mediante una directiva. *Calculan que podrían salvarse las vidas de 1.500 europeos al año y el coste del dispositivo se estima en 100 euros por vehículo*. Hoy día está disponible en algunos modelos (suele ser opcional).

Leer más…

¡¡Ojo!! Un ceda el paso no es siempre igual

Ceda el paso

Desde pequeñitos aprendemos que 1+1=2. Esto son matemáticas, una ciencia exacta. Por contra, la circulación no lo es, ya que está abierta a demasiadas variables imprevisibles como el *error humano*. La función de esta señal, *Ceda el paso*, está bastante clara si nos afecta a nosotros.

Es decir, nos indica que no tenemos prioridad sobre la vía a la que nos incorporamos, de sentido común. *También tiene una gran utilidad cuando nosotros tenemos la prioridad*, y es la de ponernos en alerta ante un probable accidente por exceso de confianza + error humano + mala suerte.

Veámoslo con un ejemplo personal y real. Circulaba de noche desde El Puig hasta Valencia (carretera V-23), poblaciones muy cercanas de la Comunidad Valenciana. Yo iba por un carril de incorporación a la autovía desde el pueblo, con prioridad, y no había tráfico. A ese carril se incorpora a su vez otro que NO tiene prioridad y exhibe un bonito _Ceda_.

Leer más…

Vuela seguro punto com

flycar1.jpg

Por alguna razón, me ha dado por recordar uno de los primeros especiales de fin de año que pude ver con cierto uso de razón. Principios de los noventa, entrevistaban a un conocido adivino, más famoso por ponerse las gafas del revés que por acertar. Le hacían preguntas sobre el futuro, sobre las futuras olimpiadas de Barcelona, la lotería; y sobre el año 2000, esa cifra mítica que tan distante parecía entonces (y que tan atrás hemos dejado ya).

Una de las supuestas predicciones que recuerdo fue acerca de del futuro de la automoción. Aseguraba que en el albor del nuevo milenio, nuestros coches volarían. “Serán como helicópteros”, decía. Un simple vistazo a la calle demuestra lo equivocado que estaba. No obstante, la progresión de la tecnología, hace pensar que alǵun día será posible. Pero, ¿es deseable?

Leer más…

Los peligros del deslumbramiento (2/2)

Sun Road

Ya recuperados del susto de ayer, toca sentarse y recapacitar un poco sobre lo que ocurrió. Y lo que es más importante: intentar observar si en alguna de nuestras decisiones nos hemos equivocado y hacer que no se vuelva a repetir. Esto último es verdaderamente importante. De nada sirve hacer borrón y cuenta nueva, porque si nos vuelve a ocurrir lo mismo, volveremos a cometer los mismos errores.

Como todos sabéis, hice muchos kilómetros en moto por carretera. Por suerte, nunca tuve ningún accidente y si algún susto, ya fuese al atravesar una zona con gravilla suelta, humedades, líneas blancas… Eso si, en todas las circunstancias siempre volví sobre mis pasos para saber que había ocurrido. Y ahora que sólo compito en circuito, siempre analizo mis caídas y cual fue mi equivocación. Leer más…

Los peligros del deslumbramiento (1/2)

Deslumbramiento

Todavía me tiemblan las piernas (que diría Rambo). Hace escasamente una hora he estado a punto de sufrir una colisión. Gracias a la precaución y a la fortuna no me he visto involucrada en ella, pero otros tres conductores no han tenido tanta suerte. Eso si, sólo han sido daños en chapa, pero las consecuencias podían haber sido mucho más graves. Al amanecer, con el sol muy bajo, hay que extremar las precauciones.

Pero pongámonos en situación: son las ocho de la mañana y me dirijo desde mi casa al trabajo. Circulo sólo, con cinco coches delante de mi a unos doscientos o trescientos metros y otros detrás más o menos a la misma distancia. Al poco, comienzo a ascender una pequeña loma. La carretera es buena, ancha, con arcén y con dos carriles en mi sentido para facilitar el adelantamiento a vehículos lentos. Pero hoy algo es diferente: el sol está tan bajo y situado de tal forma, que no veo absolutamente nada delante del coche. Leer más…

Cómo fijar las alfombrillas (caseramente)

velcro0.jpg

Cambiar las alfombrillas a mi coche es lo único parecido a personalizarlo que he hecho. Sobre todo, porque el estampado de las que tenía cuando lo compré, evidenciaba claramente que la anterior propietaria no pertenecía a mi mismo género.

Una vez puestas, las nuevas alfombrillas tenían un problema: no incorporaban un sistema de sujeción. La que había bajos mis pies se movía cuando accionaba los pedales. Bueno, cuestión de acostumbrarse, supuse.

Hasta que un día la estora se movió tan hacia adelante que interfería con el mecanismo de los pedales. Concretamente, el embrague no volvía por si sólo a su lugar al ser presionado. Al principio, no me di cuenta de lo que pasaba y me asusté mucho: me imaginaba una factura de cuatro cifras para reparar el embrague. Por suerte, sólo era la alfombrilla.

Leer más…

Dime cómo saludas y te diré qué quieres (y 2)

Los moteros suelen agradecer con un gesto las acciones corteses del resto de conductores

Tras haber dado un repaso a los grandes éxitos de la comunicación no oficial ni verbal que podemos ver en la carretera, seguimos con nuestro recorrido por los recursos lingüísticos que inventamos los conductores para saciar nuestra sed de contactar con los demás y responder a los detallitos que tienen con nosotros en el desarrollo de su actividad al volante, cualquiera que sea la naturaleza de estos.

Hoy veremos algunos de los mensajes que lanzan los conductores más comunicativos del panorama vial: los moteros. Buena parte de sus discursos no verbales tienen que ver con sus formas de advertir los peligros de la vía y con sus maneras de agradecer al resto de conductores que les echen un cable cuando de hecho la Ley lo exige. Finalmente cerraremos esta recopilación con una solución que podría hacer las delicias de todos los conductores que tengan ansias de comunicarse con los demás.

Leer más…